martes, 8 de agosto de 2017

Seguros en Reino Unido con coches y carnets europeos.

      Pues justo acabo de renovar mi seguro y, como cada año, aluciné con las diferencias de precios entre unas compañías y otras por las mismas coberturas. Si normalmente lo de andar comparando aquí y allí ya es una merienda de negros, si encima tienes carnet y coche europeos, ya es la repanocha. Pero, a pesar de que sea un coñazo el andar llamando a un sitio y a otro, es algo que hay que hacer SIEMPRE y no quedarse con lo que os digan los comparadores o con el precio que os sale haciéndolo online. ¿Por qué? Pues porque online lo hace un programita cuadriculado que no razona, mientras que por teléfono jugáis con las ganas que el comercial tenga de vender, que suelen ser bastantes. Lo desarrollo con ejemplos que he experimentado personalmente:

     Primero: cuando llegas con tu coche "europeo" (useasé: con volante a la izquierda) y matrícula de tu país de origen y empiezas a buscar por internet, simplemente las páginas no te dejan meter una matrícula extranjera. Ni un número de bastidor, en su defecto. ¿Qué vas a hacer, andar sin seguro? Pues no, llamas a éstos y a aquéllos, te frustras, les echas todo tipo de maldiciones gitanas y, finalmente, darás con alguno que te asegure temporalmente con la matrícula europea. A mí me sonó la flauta con AVIVA. Hay más que lo hacen, seguramente, pero fueron los primeros que me lo hicieron y, como me ofrecían un precio razonable, con ellos me quedé. Contratéis el seguro que contratéis, avisadles cuando tengáis las placas británicas para que cambien el dato en la póliza. Que era lo que faltaba, tener un accidente y no tener cobertura por no haber actualizado la información.

     Segundo: al venir de otro país, vuestro modelo exacto de coche puede que se venda aquí o puede que no, por lo que algunos modelos no aparecen en los listados de las aseguradoras. Una cosa es que sean iguales por fuera, que tengan la misma potencia y tal y otra las prestaciones o extras que trae cada pack (aire acondicionado más inmovilizador, climatizador más navegador, llantas de aluminio más lamadrequeloparió, etc...) y que cambian bastante el precio del coche. El modelo exacto lo podéis ver en el permiso de circulación del coche; la tarjeta de la ITV, para entendernos. ¿Qué pasa si vuestro modelo no aparece en ningún listado? Pues en los comparadores online ponéis el más parecido, veis cuáles son los tres o cuatro mejores precios que os da y llamáis a esas aseguradoras explicándoles el caso. Dependiendo de la compañía y del teleoperador/comercial, pueden pasar dos cosas: 
  1. Que cortocicuiten y te digan que no pueden asegurarte, después de intentar clavarte un seguro para un coche que NO es el tuyo, pero se le parece.
  2. Que llamen a quien tengan que llamar por encima en la cadena de mando y les autorice a asegurar ese modelo, especificando claramente que sería similar al XYZ que tengan más parecido en la lista.
     Tercero: Después de conseguir que alguien se digne a aseguraros, deberéis intentar que os tengan en cuenta lo buenos conductores que sois. ¿Cómo? Con un Certificado de Siniestralidad de vuestro país si acabáis de llegar o con un No Claims Certificate si ya habéis estado asegurados aquí antes. Pedidlos SIEMPRE, que si os saltáis uno en medio, la cuenta empieza de cero y ya os joden la bonificación. Cada vez que os vayáis de una compañía acordaos de pedírselo, que aquí los seguros para novatos no son precisamente baratos. Y si no podéis demostrar un historial os considerarán como tales.

     Cuarto: Supuestamente cuando cambias el carnet de conducir español por el británico, el seguro te baja. Supuestamente, porque volvemos a lo mismo: las páginas web no dan todas las opciones ni tienen en cuenta todos los supuestos. Por ejemplo, yo tengo permiso de conducir desde el año 2000 y acabo de cambiar el carnet español por el británico. Bien, pues en vez de tenerme en cuenta una experiencia de 17 años, las páginas se quedaban simplemente con el dato de que tengo carnet británico desde hace menos de un año y los precios que me daban eran de novata. Así que vuelta la burra al trigo; llama aquí y allí y explícales que aunque el carnet parezca nuevo, en realidad es un cambio por uno europeo que tenías desde hace la tira de años, no es que lo tengas nuevo porque acabas de aprobar el examen. Vuelven a darse los dos escenarios que os comentaba antes:
  1. Comercial despierto: llama a sus superiores, les explica el caso, contrastan con tus antiguas pólizas si las tienes y consigues que te aseguren con el carnet británico teniendo en cuenta tu experiencia como conductor, no la antigüedad del carnet que tienes actualmente.
  2. Comercial con ganas de irse a casa: la página no le da más opciones, tampoco llama a sus superiores para pedir consejo y, simplemente, cortocircuita. Cambio y corto.
     Cuando llaméis a las aseguradoras explicadles siempre que no lo estáis haciendo vosotros mismos online porque la página no os daba todas las opciones. ¿Por qué? Porque las aseguradoras, como tantísimos otros negocios, están intentado eliminar puestos de trabajo, así que algunas hacen bastante descuento si tú te lo haces todo online. 

     Quinto: multas y puntos. Si os han quitado puntos tenéis que notificárselo al seguro. Pero si es la primera vez en tres años que tenéis una incidencia que implique puntos de carnet y os dan la opción de poner la cuenta a cero haciendo un curso de tráfico, entonces ya no se notifica al seguro, con lo que no os penaliza en el precio. Confirmado por la propia policía, que les he llamado para asegurarme, no vaya a ser. 

      Sexto: comparad cada año. No os quedéis con lo que os diga la compañía del año anterior simplemente por comodidad. De un año para otro el precio que te ofrece puede cambiar mucho sin un motivo aparente, así que el que su precio haya sido el más económico el año anterior no quiere decir que lo vaya a ser el siguiente. Comparad.

    Y, para terminar, otro consejo: cuidado con los radares, que aquí caen puntos como moscas. Y por infracciones pequeñas, no os vayáis a pensar. Además sólo podéis hacer un curso cada tres años, así que ojo. Mañana tengo yo el mío, así que ya os contaré qué tal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vamos, ¡puedes opinar! ;)