lunes, 1 de mayo de 2017

Me das pena.

     Está claro que sólo ofende quien puede y no quien quiere. Batallita al canto:

   Un día en una de las plantas a las que voy, tuve que pedirle al dueño que cambiase la forma en que hacía un par de cosas para así cumplir con lo que manda la legislación en la materia y, como de costumbre, no le gustó demasiado. Se cree que su planta es su reino, para hacer y deshacer como le dé la gana y precisamente para ponerle coto es para lo que estamos ahí los "authorised officers". Al principio, aunque de mala gana, aceptaron lo que les dije, pero luego, con tiempo para rumiarlo, se encabronaron. Sobre todo el hijo, que, entre otras cosas, me suelta:

- ¡No me digas lo que puedo y no puedo hacer en mi negocio!

- Ése es precisamente mi trabajo: velar porque las leyes se cumplan, lo que implica a veces prohibirte hacer ciertas cosas o hacerlas de cierta de manera.

- ¡¡¡No tienes ni idea de cómo llevar un negocio, por eso tienes que trabajar para otros en lugar de llevar el tuyo propio!!!

    ¡Como si el montar un negocio (o trabajar en el del padre, en este caso) fuese el sumum de las aspiraciones vitales de todo el mundo! Nunca he tenido la menor intención de montar nada. Pues me lo soltó como "El Argumento Definitivo Para Cerrar la Discusión", para dejarme sin palabras. jejejeje. Y sin palabras sí me dejó, sí... Pero no porque me sintiese dolida u ofendida, ni mucho menos, sino de pura y dura INCREDULIDAD. Porque que un tío de 38-40 años que casi no pude ni ir a mear sin el permiso del padre (es un tirano obsesionado con la pasta que tiene al hijo totalmente sometido y anulado como persona) me ponga como meta ideal de todo ser humano el trabajar en el negocio del padre, cuando toooodo el mundo sabe cómo es el padre y cómo tiene al hijo... Que el hijo, con alrededor de cuarenta años le tiene MIEDO... ¡Que está hablando y el padre lo manda callar en público! Pffffff. Un pobre niño rico, vamos.

    ¿¿¿De verdad, de verdad..., de verdad de la buena te merece la pena aguantar al puto viejo toda la vida por mucha pasta que vayas a heredar??? ¿Estar toda tu vida sin haber salido nunca de debajo de él y por eso, en parte, te trata como a un niño pequeño? ¿¿No te das cuenta de que sólo te somete así porque tú se lo permites?? Lárgate, cojones, mándalo a la mierda. No es el fin del mundo por salir a buscarte las castañas y a ganarte tu libertad, como todo el mundo. Peeeero... hay que tener huevos/ovarios. 

    Hay quien prefiere tener pasta.

3 comentarios:

  1. Hay gente que mantiene una relación tóxica con sus padres. Que no acaban de volar, de pensar por ellos mismos. No importa la edad, sobre todo en España. Allá en UK se nota menos, pero también habrá casos. Mi experiencia personal ha sido muy diferente, por causa mayor, al perder a ambos tan pronto. Pero es algo que ves a menudo a tu alrededor. Supongo que será difícil para ellos "abandonar" a los suyos, pensar tan sólo en su futuro, en su vida. Se verán egoístas por sólo pensarlo. Yo no lo veo así. Tus padres han vivido sus vidas. Ahora te toca a tí. Eso no quita para que sigas queriéndoles y cuidándoles cuando lo necesiten. Pero no has de estar pegado a ellos, a ciertas edades. No lo veo sano.
    Gracias por tus visitas y comentarios en mi blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tienes que darme las gracias. Lo visito porque de verdad me gusta. No siempre estamos de acuerdo en algunas cosas, pero independientemente de si pensamos igual o no, la forma en que escribes me encanta, ya te lo he dicho más veces. :-)

      Eliminar
  2. No sé si será la pasta o más bien el estar acomodado en un sitio. El estar en una posición cómoda/conocida. El romper con todo y empezar de nuevo es arriesgado, no todos valen....a sus 40 años igual es un inutil en cualquier otro trabajo xq no sabe pensar por sí mismo....

    ResponderEliminar

Vamos, ¡puedes opinar! ;)