viernes, 2 de diciembre de 2016

Si vas a España tráeme tabaco.

- ¿Te importa traerme un cartón de tabaco, que luego te lo pago? ¡Aquí es muy caro! 

Pues igual es buen momento para ir pensando en dejarlo.

- No facturo maleta. Además quiero comprarme unos zapatos para salir y traer dulces de Navidad, así que nada. El espacio que tengo me va a hacer buena falta.

- Venga, que el tabaco no ocupa nada. Puedes meter unos paquetes en cualquier lado o metes el cartón en el bolso.

- En el bolso es justo donde voy a meter los zapatos para que no se me deformen ni aplasten.

- Joder, ¡el tabaco no ocupa tanto!

- Ya, pero el sitio que tengo tampoco es tanto y, dado que sólo voy dos veces al año a casa, aprovecho para traer el máximo de cosas que me interesan: turrón, polvorones, los zapatos y un par de vaqueros (aquí tienen un corte muy raro y no sientan bien).

- Que no quieres traerme lo que te pido, vaya. Dímelo claramente y ya está.

- O_o  ¿¿Más claramente todavía?? ¿Quieres que te haga un dibujito? Imagínate una balanza...

Muy ofendida, se da la vuelta y se va. Creo que lo ha pillado.

     Pffff... No tengo edad ya de, por compromiso y por no quedar mal, andar haciendo cosas que no me da la gana. Y mucho menos anteponiendo los intereses chorras de nadie a los míos. Si hay algo que me revienta es la gente que no sabe aceptar un NO por respuesta e intenta coaccionarte a hacer algo que no quieres. ¡Con buena ha venido a dar!

    A mí si alguien me dice que no factura maleta ya no se me ocurre hacerle encargos. No es tan difícil asumir que el espacio que tiene le va a hacer falta. Vamos, creo yo. Una cosa sería un "Si tienes sitio..." y otra ponerse en este plan de "si no tienes sitio lo haces o te dejas parte de tus cosas para traerme mi puto tabaco". Y encima se cabrean, ¡no te lo pierdas! Pfffff... Las drama-queens siempre me aburrido tanto, tanto, tanto...