jueves, 20 de octubre de 2016

"Mi bar"

     Cada vez me extraña menos que los británicos sean tanto de pasar tiempo en el pub. Sobre todo los pequeños, tipo taberna de pueblo, donde van siempre los mismos paisanos habituales y de vez en cuando un "forastero" despistado, tienen un ambiente muy especial. Son acogedores, cálidos y llenos de encanto. Y esto no son sólo palabras, sino que verdaderamente estás tan a gustito allí que te cuesta levantar el culo e irte. Eso sí: ¡no lo dejéis para muy "tarde" (y por tarde me refiero a partir de las seis) o empezarán a llegar los borrachines de turno y se joderá la paz! Pero mientras tanto... ¡geniales!

     A mí me tiene ganada uno que tengo camino a casa cuando vengo del trabajo. Paramos a veces cuando vienen compañer@s de otras plantas y de donde vivía antes y a todos nos encanta. Son tan sólo unas cinco o seis casas super viejas frente a un arroyo pequeñito, son algo así como una minialdea al lado del pueblo. Una de estas casas alberga el pub en la planta baja. Mirad qué chulo:

Si hay algo que me ha gustado de Gales desde el principio, es la bandera.
       
    Sí, sé que los hay mucho más bonitos y que este no es nada del otro mundo, pero éste es el "mío".  Es entrar ahí y sentirme de otra manera. Quizá porque siempre voy con antiguos compañeros y amigos de donde vivía antes, las raras veces que les mandan a mi planta, así que vamos en plan "reencuentro". Nos sentamos en algún rincón a la mesa más vieja que haya y dejamos atrás todos los marrones del trabajo; desconexión y paz instantánea. Asocio el pub con mi gente y con la tranquilidad que me contagian. No se me ocurre de qué otra manera explicarlo. Pssss... ¡Lástima no poder enseñar con una foto lo que me transmite! 

    Detrás de uno de esos sillones que veis al fondo, tapada por la bandera, está una chimenea. La semana pasada la tenían encendida ya. Así que si ahora es acogedor, dentro de mes y medio o así cuando fuera empiece a hacer frío y sea ya de noche a las cinco, imaginaos lo bien que sentará una cerveza ahí sentados. :-) ¡Que no cunda el pánico! No me he dado ni estoy planeando darme a la bebida ni nada... Además que a medias claras, resulta difícil tajarse. Medias claras, sí. Lo sé: ¡soy una floja! Algún defecto tenía que tener... jeje

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vamos, ¡puedes opinar! ;)