domingo, 30 de octubre de 2016

The Electric Mountain or Dinorwig Power Station

     Ayer fui a un sitio al que le tenía ganas desde hace meses, aunque ni de lejos me imaginaba lo impresionante que era en realidad: Dinorwig Power Station, más conocida como la Montaña Eléctrica. Me apunté a uno de los tours que hacen al interior de la montaña para ver ciertas partes.

Fuente: internet

   Decir que me gustó es quedarse MUY corta. Me ha parecido más que impresionante. Se trata de una montaña que han horadado para albergar en su interior una central hidroeléctrica. La segunda más grande de su tipo en el mundo. Hay un lago natural arriba casi del todo y otro abajo en el valle. Pues bien: la idea es dejar caer por gravedad el agua almacenada en el de arriba para generar electricidad. Una caída vertical de casi 500 metros. ¡Casi nada! Imaginaos la fuerza con la que baja eso. Es una fuerza tan descomunal y tan rápida, que la planta puede pasar de estar apagada a funcionando a pleno rendimiento en tan sólo 12 segundos. ¡¡Doce segundos!! Una barbaridad. Lo que hace únicas a estas centrales es la inmediatez, la capacidad de responder de forma casi instantánea a fuertes demandas puntuales.

     Quiero mostraros el vídeo introductorio te que enseñan antes de empezar el tour, explicando todo lo que vas a ver: cómo funciona, cómo fue construida, los retos que supuso, etc. Echadle un ojo, que merece muchísimo la pena, en serio. No sólo por la obra en sí, sino por los paisajes, por el entusiasmo con el que el narrador cuenta las cosas y, sobre todo, por el acento galés tan bonito con el que habla. Entre el acento, la música y los paisajes, parece que algún habitante de la Tierra Media te esté presentando la Montaña Solitaria; hacia donde parten los enanos y Frodo Bolsón en el Hobbit. ¡Me encannnnntttta!

   Al estar en un parque natural, el de Snowdonia, había que seguir preservando el paisaje. Desde luego lo han conseguido; no se ve nada más que un edificio tirando a pequeño. Nadie si imaginaría que ahí hay lo que hay: nada más y nada menos que 16 kilómetros de túneles por los que caben dos camiones (son carreteras) y la gruta más grande excavada por el hombre. Para limitar el impacto visual todo lo posible, hasta llevan bajo tierra las líneas de alta tensión, lo que implica otras seis millas de túnel. Más respetuosa con el medio, imposible. ¡Si incluso excavaron otro adicional de dos kilómetros para hacerles un canal a las truchas y salmones que venían a desovar al lago de abajo! Según la guía, si la obra se acometiese hoy en día (se terminó en el '89), costaría unos 500.000 millones de libras. Aunque ahora la central está en manos privadas, fue el gobierno quien la pagó. ¡Y recuperó la inversión en tan sólo diez años! Al parecer tiene una eficiencia superior al 70%.

     Llanberis era un pueblo pizarrero, como muchos otros de la región. ¡Gales era el mayor productor de pizarra del mundo! Lo había sido durante más de 250 años. Pero con la introducción de otros materiales más baratos para hacer tejados (o mejor llamados "lousados", de lousa= pizarra, como dicen en Lugo), las canteras tenían los días contados. Las cerraron en 1969, con lo que el desempleo golpeó con toda su fuerza. Afortunadamente, cinco años más tarde, se aprobó el proyecto para construir la central hidroeléctrica en esas mismas montañas y, por ley, al menos el 70% de la mano de obra habría de ser local. Llegó a ser el 90%. Y el noventa por ciento de 2500 trabajadores... ¡son muchos trabajadores! 

     Ahora el pueblo vive sobre todo del turismo y de los montañeros. Pero un turismo muy bien llevado y muy respetuoso con el medio. No da agobio ni se ve aquello masificado. Hay trenes para subir al monte Snowdon, el más alto de Gales, trenecillo que rodea el lago más grande, se pueden alquilar canoas, hacer submarismo, escalada, trekking... Y tienen el National Slate Museum donde se hacen demostraciones en vivo y todo (Le dedicaré un post entero cuando vuelva. Porque definitivamente pienso volver. Varias veces, además. Que en un día o dos ni de lejos da tiempo a verlo todo) y la entrada es gratuita. No es que hayan construido el museo adrede, sino que han conservado buena parte de las cosas que tenían en los edificios que usaban. Al fin y al cabo, desde 1969, tampoco es que haga tanto. No es que hayan traído cosas que han ido recogiendo de otros sitios o cosas que les han donado. Se puede subir a las canteras y patearse todo el monte, con cabeza, eso sí, que puede ser peligroso.

       Llanberis tiene muchísimo que ofrecer. Una muestra de lo bonito que es el sitio:


    No entiendo cómo no es más conocido y me da rabia no haber ido antes. En verano y subir hasta la cumbre del Snowdon con unos prismáticos. ¡Pero es que no tenía ni idea de lo que me estaba perdiendo! Ahora mismo está en el primer puesto de los sitios que más me han gustado de Gales, ¡y los hay que me han gustado mucho! Me han quedado muchísimas cosas sin ver; apenas he arañado la superficie. ¡Caerán más posts!

     De la Electric Mountain no tengo fotos porque, por seguridad, había que dejar bolsos y cámaras en las taquillas antes de adentrarse bajo la montaña. ¡Que hay mucho loco suelto! Tendréis que fiaros de mi palabra, al menos hasta Mayo, que es cuando empiezan los tours de nuevo. Así que si no habéis ido, hasta el año que viene, os lo habéis perdido. Hoy era el último día. 
      

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vamos, ¡puedes opinar! ;)