viernes, 21 de octubre de 2016

Cosas y sitios que me encuentro IV

      Éste es el puente más estrecho que he visto en mi vida.


No creo que quepa ni una carretilla.

 Lo que hay al lado, con la puerta verde, es un molino.

   Está en el Peak District y fue lo más destacado de ese día. Lo demás fue, sin demasiadas variaciones, algo así: monte pelado-ovejas, ovejas-monte pelado, que las fotos no os lleven a engaño. Mucho parque natural y mucho historia, pero me parece que está claramente sobrevalorado. (Asumo que me lloverán palos) Hay unas cuantas minas y cuevas que se pueden visitar, pero ya llevo varias desde que estoy en este país, así que pasé, que las entradas no eran precisamente baratas.

* Ya tenía mono de blog, que llevaba dos semanas sin wifi en casa y lo de escribir desde el móvil no me gusta nada.



3 comentarios:

  1. Buenos días,

    Eso si que es un puente peatonal... por cojones, o como mucho para una bicicleta.

    Antxon.

    ResponderEliminar
  2. Ostras, alguien con talla americana por ahí no pasa ni de perfil...

    ResponderEliminar
  3. Lo verdaderamente llamativo es que está al lado de un molino, así que por ahí en su día tenían que pasar animales cargados con sacos de grano y harina. ¿Un caballo o una mula no se asustarían al pasar por un sitio tan alto y estrecho, viendo el precipicio a ambos lados? Porque el riachuelo va bastante profundo.

    ResponderEliminar

Vamos, ¡puedes opinar! ;)