sábado, 24 de septiembre de 2016

Inventos do carallo.

   Cuántas cosas simples y buenas ha jodido la "creatividad" transformándolas en mierdas complicadas e inútiles. Llevo tres días sin luz en la cocina. Tres días esperando a que vengan a cambiar la puñetera bombilla. Os estaréis preguntando si acaso se me caerían los anillos por cambiarla yo misma. Ya, espabilados, pero es que es de ésas que va el foco incrustado en el techo. No la típica de toda la vida de Dios de enroscar y listo. Se ha pasado el casero dos días y aún seguimos igual, el primer día vino para ver qué tipo de bombilla necesitaba comprar y hoy vino para cambiarla, aunque no lo hizo porque no supo cómo quitar el foco del techo. Vale que para la foto quedan muy modernos y muy bonitos, pero ser son una mierda cagada. ¡A ver si va a haber que estudiar una ingeniería para cambiarlos! 

    Otro invento que a quien se le ocurrió también pudo quedársele la cabeza descansada es el del aparato eléctrico que va en la ducha para "regular" la temperatura del agua. Y es que el maldito chisme o te echa el agua hirviendo, que te escaldas vivo nada más abrir el grifo, o sale completamente helada. Cuesta bastante regularla, puedes darle la vuelta completa a la ruedecilla que durante los primeros MINUTOS el puñetero aparato sólo te dará dos opciones: escaldarte o helarte. Cuando por fin consigues que el agua salga tibia, como se te ocurra cerrarla unos segundos para enjabonarte o ponerte champú, ya la has liado. ¡A empezar otra vez con lo de intentar templarla! Da lo mismo que justamente acabes de cerrar el agua dándole al botón y sin haber tocado la ruedecilla de la temperatura, que aquello tiene que hacerte perder equis minutos hasta que decide echarte un agua debajo de la que realmente puedas meterte. En una de las casas que estuve, el aparato era tan tan mierda que tenía que salirme da la ducha mientras no se estabilizaba aquello de lo caliente que salía. Así que mucha modernidad de aparato ¡pero menuda mierda más grande! Al final terminas por dejar el agua corriendo durante todo el rato, que vaya gasto más estúpido tanto de agua como de electricidad. Pero después de lo que tardas en regularla ni se te pasa por la cabeza tocar aquello, si gasta que gaste, ¡que le den!

    Unas veces por muy modernos y otras por todo lo contrario. De esto ya se ha hablado mil y una veces, pero realmente es un ATRASO donde los haya: lo de tener la pileta con dos grifos distintos para el agua fría y el agua caliente. Joder, eso es algo no ya del siglo pasado sino del anterior. Pero se ve que el grifo monomando se sale ya de su capacidad técnológica. Igual por esto lo del calentador eléctrico que os comentaba en el párrafo anterior les parece aceptable en una casa del siglo XXI, porque... ¡Ohhhhhhh, milagro! Sale agua templada (después de media hora de maldiciones entrando y saliendo de la ducha, eso sí)

Inventos do carallo* = aquellos cuyas ideas parecen haber sido sacadas del culo en vez de una cabeza pensante.

3 comentarios:

  1. Buenas tardes:

    Lo de los dos grifos y las duchas eléctricas en Inglaterra viene de lejos, y hace muchos años era común hasta en los hoteles de muchas estrellas (ya no, pero en muchos Bed and Breakfast todavía se encuentran duchas eléctricas sin bomba de presión como la que usted describe). Hay varias razones para que las cosas sean aún así por aquí, pero mejor no la aburro con ellas.

    No sé si le servirá de algo (a lo mejor las lámparas que tiene usted son diferentes), pero creo que ese tipo de luces las tengo yo en mi casa y la bombilla es fácil de quitar. Normalmente, hay una "pestaña" metálica en un lado del foco (entre la moldura exterior y el cristal de la lámpara); si la presiona hacia la moldura, la bombilla sale sola por su peso y quedará colgada del cable, que es fácil de quitar para cambiar la lámpara. Como digo, a lo mejor la de su cocina son diferentes.

    Gracias por el blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que son distintas, éstas no tenían nada claramente visible para soltar la bombilla. Al final, al quinto día, el casero cambió todo: bombillas y la pieza metálica en forma de tubo que las recubre. Bonitas sí, pero caras y poco prácticas.

      Eliminar
  2. Buenas noches,

    Como electricista que he sido durante años, te comento que muchas veces cuando nos ha tocado instalar tal o cual luminaria, lámpara, aplique de luz, enchufe… (Lo que se te ocurra), no hemos podido evitar cagarnos en la puta madre del que lo diseñó, porque a más de uno me gustaría verle instalar o reparar las mierdas de diseños que salen de sus cerebros.

    Aunque si te soy sincero, lo que he visto yo en este país a nivel profesional relativo a las instalaciones eléctricas, es como para grabar un reportaje en video, te lo prometo.

    Antxon Urrutia.

    ResponderEliminar

Vamos, ¡puedes opinar! ;)