martes, 19 de abril de 2016

He encontrado un tesoro.

     
    Aunque a mí me guste, nunca recomiendo a nadie que vaya a ver iglesias porque asumo que la mayoría de la gente no está interesada en su arquitectura/arte/estética/llamémosloequis... Pero ésta, que he encontrado hoy por casualidad, está en otra dimensión aparte. No tiene absolutamente nada que ver con ninguna de las que haya visitado antes. Y seáis como seáis o vengáis de donde vengáis, apuesto a que a nadie os dejaría indiferente. Sobre todo porque nada de lo que ves por fuera te prepara para lo que tiene dentro. Abro la puerta y, según subo las escaleras de la tribuna...


... me quedo anonadada con lo que veo: 

Tanto trabajo, tantos detalles, tanta BELLEZA...

      Todo ese color, el esmero con el que está hecho cada detalle... Me gusta todo y no sé en qué fijarme primero. Así que simplemente me siento en un banco sonriendo yo sola. Hasta que empiezo a centrarme y de repente me doy cuenta de que los motivos florales son distintos en cada viga:
     


    
El candelabro es todo de madera, con velas reales de cera.

Y a medida que me fijo más, más cosas descubro. No sólo son las vigas, sino que cada adorno es distinto de todos los demás. No es simplemente un patrón o unas cuantas figuras que se repiten. No. Todas son diferentes:

En el centro de cada relieve hay un animal distinto (aunque en la foto no se aprecie)

Parecen iguales, ¿no? Pero fijaos en la flor... Todos los ornamentos son únicos.

   ¿Recordáis que os había dicho que los protestantes estaban un pelín obsesionados con el paso del tiempo y la muerte? Bueno, pues en aquellos días, nada como esto para irse contento para casa después de misa: 

¿Pero el cristianismo no iba sobre la fe en la resurrección? ¡Vaya tela!

      
      Después de estar un buen rato, cuando voy a irme me da por fijarme en los bancos, que también tienen relieves con animales y, por supuesto, ninguno se repite:

Lobos, zorros, coderos, dragones, toros, demonios...

    Soy consciente de que mis fotos son una marranada y no le hacen justicia al sitio, así que mejor que les echéis un ojo a éstas que hay por la web. Más que nada para que las mías no os disuadan de visitar esta capilla si pasáis cerca de Corwen, Wrexham, Oswestry... Merece muchísimo la pena, de verdad. Aunque a priori estas cosas no os llamen demasiado.

Rhug Chapel, se llama. Y el código postal LL21 9BT

     Hoy también entedí por fin el significado de la palabra "unassuming", que no parece lo que es/que no te lleva a asumir nada/ humilde. 

Unassuming total, ¿o no?


Nunca juzgues nada por su apariencia externa.




2 comentarios:

Vamos, ¡puedes opinar! ;)