viernes, 25 de marzo de 2016

Paseo en solitario.

      Siempre paso por un letrero indicando las ruinas de un castillo, a menos de un cuarto de hora del pueblo. Casi todos se han ido a pasar la Semana Santa a algún lado, así que estoy on my own. 

No queda gran cosa, pero el tema era salir de casa.





     Vaaaaale..., la salida no se debía a mi interés por el "castillo", sino a que ¡¡¡hacía sol!!! Acontecimiento importante. jaja  Típico paseo de monte, simplemente escuchando a los pájaros y relajándome.

      Dos fotos para que veáis cómo es el paisaje de esta zona:


El pasto deja mucho que desear, está sobreexplotado. Poca comida para los animales.
    
            Y subiendo, subiendo... y adentrándome en el monte, me encuentro con esta casa totalmente aislada:


      No vive nadie, todo está cerrado con contras de madera maciza y candados, pero se ve que es el lugar de "desconexión" de alguien que va con frecuencia. Tiene un montón de leña recogida, los cobertizos se nota que son nuevos... Me gusta. En primavera tiene que estar muy bonita, rodeada de árboles y flores, medio escondida pero mirando al valle allá abajo.
       
Esta flor es el emblema de Gales, las hay por todas partes en esta época.

     Al parecer en español se llaman narcisos, aunque como yo nunca las había visto hasta llegar aquí, para mí siempre serán "dafodilas", adaptación libre mía del nombre en inglés (daffodils)

     Por aquí vine a este sitio, bueno, cerca. Que a las ruinas hay que subir andando monte a través. Lo que quiero que veáis es cómo son aquí las carreteras secundarias: estrechísimas, profundas y que no pasan un coche por otro. Si te viene alguien de frente, uno de los dos tendrá que dar marcha atrás hasta la entrada de alguna finca donde poder apartarse y dejar paso.

"Corredoiras" asfaltadas.

     Y así es aquí una casa típica de aldea de las de antes:

Pequeñas y con el "esqueleto" de madera.

Feliz viernes, ¡a disfrutarlo! :-)

2 comentarios:

  1. Buenos días,

    Pues la verdad que el paisaje galés es chulo, me recuerda bastante al norte de España.

    Cuando tenga un coche ya me encargaré de recorrer Gran Bretaña.

    Antxon.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que con coche puedes exprimir la experiencia mucho más, está claro. Y tampoco es que se trate de recorrer el país de punta a punta, sino simplemente de poder ver esos rincones poco conocidos y que de verdad valen la pena que tienes alrededor (sobre todo en tu zona)

      Eliminar

Vamos, ¡puedes opinar! ;)