jueves, 15 de octubre de 2015

No quiero feminismo progre, sino igualdad atrasada.

     Uno a uno, todos los mitos sobre este país se me caen. Y no es que se derrumben lentamente... No. Caen con estrépito, haciendo que se tambaleen hasta los cimientos de los demás y dejando escombros por todas partes. El último gran mito que acaba de saltar por los aires ha sido el de la igualdad entre hombre y mujer en Reino Unido, que fíjate tú por dónde, tanto presumen de tantas cosas sobre las deberían estarse muy callados, especialmente con lo liberales que creen ser. Que, otra cosa no, pero a liberales, desde su siempre peculiar punto de vista, no les gana nadie.

    Lo peor no es lo que ellos crean de sí mismos, sino lo que los demás nos tragamos, simplemente porque sí, porque si lo dicen en Gran Bretaña, o en Suiza o en Alemania, pues es verdad, que por algo son países "avanzados". Y es que me da la impresión que seguimos con los complejos de la época de Franco, de que somos un país de paletos atrasados, no como "en Europa", que todos son países tan modernos y liberales. Mira a las británicas, que mientras las españolas seguían siendo tan recatadas, ellas podían disfrutar, entre otras cosas, de su libertad sexual. Podían fumar sin que estuviera tan horriblemente mal visto, empezaron a usar minifalda antes que nadie... Hacían cosas que "molaban" Y si estaban así en los 60, hoy en día deberían estar completamente a la par que los hombres en todos los sentidos, ¿no?

    ¿Cómo os quedáis si os digo que hoy en día las chicas en Gales (de Inglaterra no tengo datos) no pueden heredar la casa y las tierras si tienen hermanos varones? Habiendo un hombre, él es invariablemente el que se queda con la hacienda: la casa, la granja, y la mayor parte de las tierras. No es que haya una ley que así lo dicte, sino que es algo que a nadie se le pasa por la cabeza siquiera que pueda ser de otra manera, porque ha sido así desde siempre La posibilidad de que la hija se quede a cargo de la granja no se observa siquiera. De esto he hablado con varios ganaderos de distintas zonas y todos comentaron lo mismo. Es más... Se me quedaron mirando como a un bicho raro por mis "ideas revolucionarias".

    Aquí a las mujeres, por lo menos en las zonas rurales, se las considera poco menos que imbéciles... Por supuesto ellos no lo ven así, ¡faltaría más! Pero es lo que hay. Mientras las británicas de los '60 andaban de hippies flower power colocándose a marihuana y otras sustancias, enseñando chicha y trincándose a todo el que se les pusiese por delante, las gallegas por ejemplo iban a misa y trabajaban en el campo. Dicho así suena a "¡pobres gallegas reprimidas!" Ahora lo aclaramos... Mientras las británicas se lo pasaban pipa gozando de su "libertad" sexual y sintiéndose tan afortunadas, las gallegas llevaban GENERACIONES teniendo propiedades, que nadie les impedía heredar por el simple hecho de ser mujeres. Los padres decidían qué hijo/a se quedaba la haciendo en función de muy diversos factores: si tenía algún otro oficio, si el novio/a era hijo único, si necesitaban más o menos gente para trabajar en la granja... y el sexo no estaba entre ellos. Mi madre, mi abuela materna y tres de mis bisabuelas heredaron las casas en las que vivían y fueron sus maridos los que vinieron de otros sitios. Nadie consideraba que una hija fuese a ser menos capaz de sacar la hacienda adelante. Había igualdad sin necesidad de que se hablara de ella. Vale que las mujeres podían estar más sobreprotegidas, pero siempre por que se las consideraba más débiles físicamente,  nunca porque tuvieran menos luces.


     Aquí no... Aquí no podían heredar pero sí "disfrutar" del sexo ("que, total es pa lo que valen", piensan éstos) Y hoy en día, en pleno 2015, puedes enseñar el cordón del tanga, borracha como una cuba, y les parece de lo más normal, pero ¡ay de ti como enseñes una teta mientras amamantas a tu bebe! Es decir, una mujer aquí tiene toda la libertad del mundo siempre y cuando la dedique a convertirse en un objeto sexual. 

Pero vamos a ver... ¿soy libre de enseñar mi cuerpo? ¿O es que sólo soy libre de enseñártelo A TI? Puedes enseñar lo que te apetezca en un pub o en la calle mientras haces eses con los zapatos de aguja en la mano, pero cuidate muy mucho de que accidentalmente se te vea una teta dando de mamar a tu hij@. Entonces te tacharán de indecente y provocadora.

**A misa las gallegas ir, irían, pero luego había hijos ilegítimos por todas partes. Así que sus alegrías al cuerpo también le daban.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vamos, ¡puedes opinar! ;)