lunes, 27 de julio de 2015

Portmeirion. Una villa italiana en Gales

     Construida por el arquitecto Clough Williams-Ellis desde 1925 a 1975 y, de acuerdo al folleto que te dan en la entrada, Portmeirion está rodeada por setenta acres de bosque subtropical, ni más ni menos... Personalmente me tomo esto with a heavy pinch of salt, que dirían aquí, lo que viene siendo con bastante escepticismo. No por los 70 acres, que ser sí que es grande el sitio, sino por lo de subtropical.

Con este sol da el pego y todo.
       
   Está ubicada en su propia península privada y, según dicho folletito, todos las casas son edificios protegidos de Categoría II y se usan como viviendas de vacaciones y hoteles. Actualmente parece que el pueblo pertenece a una charity.

   Si estáis tiesos y no podéis pagaros unas vacaciones en Sicilia, (mi caso) por ocho libras tenéis un sucedáneo en el norte de Gales. La villa es bastante bonita y la visita merece la pena. ¡Sienta muy bien imaginarse por unas horas que estás en algún otro lugar mucho más "veraniego" e interesante!

Está llena de cafeterías, restaurantes, tiendas de recuerdos (carisisisíiiisimo todo)

A las cuatro de la tarde la luz era espectacular para las fotos.
¡Oh, mamma mía! Bellissimo...



Meraviglioso...

Hasta aquí llega mi italiano.












¿Buscamos una trattoria para pedirnos unas pizzas?

       No..., en la trattoría no venden "tratores", para eso mejor el Royal Welsh Show, que fue el fin de semana pasado. Chiste malo...

    Se dio la casualidad de que era la convención anual del Club Lotus, o algo así y estaba lleno de deportivos y pobretones:



Vista desde el agua, se parece a Como.

         Id con tiempo porque da para unas cuantas horas, y el bosque que le rodea está bastante bien para pasear y alejarse un poco de tanto visitante. Dicho esto, he de decir que a pesar de ser MUY bonito, también se nota demasiado que todo es de pega. Demasiados tópicos todos juntos. Demasiados jarrones y vasijas por todas partes, demasiada estatua de escayola o de cemento pintado de blanco, o sin pintar. Demasiadas de cualquier manera. Excesivas fuentes por metro cuadrado... Un campanario supuestamente de una iglesia sin iglesia.. Demasiados detalles que te gritan todos al mismo tiempo: FAAAAKE!! 

   Todo en demasiado perfecto estado; si realmente estuviese en Italia, el pueblo tendría ese característico aire de decadencia tan propio. Por no hablar del ambiente que habría en la calle: ancianos locales sentados a la sombra en los bancos, niños gritando, gatos estirados al sol delante de las casas... No había nada de eso, tan sólo visitantes y turistas admirando este bonito cascarón vacío. 

    ¿Es posible copiar un sitio? Absolutamente. Lo que no se puede siquiera imitar es su espíritu. Y sin él "te sabe a poco".


Que no os tiente bajar a la playa. ¡¡Hay arenas movedizas!! O eso es lo que advertían las señales por todas partes.

     Como os decía, el bosquecillo da para un buen paseo largo y ya que habéis pagado las ocho libras, aprovechadlas. Hay estanques, mucha variedad de árboles y plantas, algún faro de pega mirando al mar y cosas peculiares talladas en madera. 


No sé quién habrá empezado con la idea, pero hay unos cuantos de éstos.

Hora de marcharse, 




... aunque aquí probablemente vuelva (a pesar de que sea algo así como un decorado vacío). Cuando la monotonía de Gales, con todas sus ovejas y su campo me puedan. 


1 comentario:

Vamos, ¡puedes opinar! ;)