lunes, 20 de julio de 2015

¿Por qué tenemos que ser como somos? (Editado)

      Fuimos el domingo a dar una vuelta por Hay-on-Wye, un pueblecito famoso por sus librerías de segunda mano que a todos nos encantó, y volvimos con la certeza de que somos muy sinvergüenzas en España con el dinero. Esto suena muy mal así dicho, pero a ver si al final del post no opináis lo mismo.

    Como os decía, el pueblo es conocido por la cantidad de librerías de segunda mano y por un festival literario que se celebra a finales de mayo. Eso lo sabíamos de antemano. 


Pero lo que nos encantó , aparte de por ser precioso, fue que se vendiesen tantas cosas "sin vigilancia". Que se respirase ese ambiente de confianza, de compartir, de honestidad... (esto suena a hippie flower-power total) Y de gusto por los libros, claro.

Librería de la Honestidad
     Hay de todo un poco, pero mayormente libros de hace ya años. Tirados de precio, como siempre en estos casos. Debo de tener una especie de síndrome extraño acumulador-acaparador de libros, porque me compro muchos más de los que luego tengo tiempo de leer, pero es que son tannnnnnn baratos que no puedo resistirme. Y sólo compro lo que me interesa, eh? Tampoco es que me entre "el ansia" y arramble con todo porque sí.
Por favor, pague en la caja roja junto a las escaleras

Ésta es la famosa caja roja

      Lo que se saca en esta "librería" al aire libre va para ayudar a restaurar el castillo que está enfrente, aunque me temo que van a necesitar muchos muchos libros...



     Yo puse mi granito de arena. No porque me interesase demasiado el castillo, sino porque di con un libro que pinta MUY bien:



     Lo poco que he leído, me parece un libro muy completo, serio y a la vez ameno y al alcance de cualquiera. Era un libro de texto para preparar las "intermediate examinations" de la University of London. Me hizo gracia ya cuando explica que de la primera edición (1912. Antes de la Primera Guerra Mundial) a la cuarta, la que yo me he comprado (1940, empezada la Segunda hacía pocos meses. Y reimpresa en 1945), habían ocurrido cosas que habían tenido un fuerte impacto en la economía y que cosas que se contaban en las ediciones anteriores ya habían dejado de ser ciertas. Cito textualmente: 

 The many changes and developments taking place in recent years have rendered  necessary a revised and considerably enlarged edition of the well-known "Economic History of England", by Milton Briggs, M.A.

Y yo pensando: ¡Y tan necesaria que era la revisión! Pero, de haber esperado otros cuatro o cinco años más te habrías ahorrado ésta, que supongo que no demasiada gente se habrá leído de todas formas en plena Segunda Guerra Mundial. Recordemos que duró del '39 al '45, y esta edición fue publicada en el '40...

   Parece mentira cómo a veces estando al borde del abismo, o con un pie ya en él, no somos conscientes de dónde estamos exactamente. Este caso es un claro ejemplo: en las primeras ediciones la editorial haciendo planes, los estudiantes también, los colleges preparando los exámenes... Y en menos que canta un gallo, ¡patapún! Todo al carajo. Incluso en las intermedias, ¿se imaginaría el común de la gente lo que estaba a punto de venírseles de nuevo encima? Supongo que lo descubriré leyéndolo. Estoy impaciente por empezarlo, pero primero tengo que terminar "A slip of the keyboard", de Terry Pratchett.

    Y, volviendo al tema de la venta sin vigilancia, que me voy por las ramas, todos pensábamos: ¿Pero esto no se lo llevan? ¿Se fían así de que la gente pague? Y, acto seguido, nos sentimos culpables y avergonzados de siquiera haberlo pensado. Avergonzados de tener esa mente delictiva, de que veamos inmediatamente el modo en que se podría delinquir. Y nos dio sobre todo PENA el que seamos así. Pena que en España algo así no pudiese funcionar. Pena por la falta de civismo en cuanto al dinero y al escaqueo. Y no os vayáis a pensar que soy la típica emigrante resentida que en cuanto pone un pie fuera de España empieza a despotricar de ella, al contrario... Yo soy de la opinión que si yo no defiendo a mi país, ¿quién coño lo va a defender? Pero en este caso concreto me quedo sin argumentos. ¡Ojalá fuésemos así!

En fin... Unas fotitos para que veáis qué encanto tiene el sitio:

Todo el pueblo tiene un aire muy bohemio.


      Ha sido el primer sitio de Gales que me deja impaciente por repetir. En cuanto pueda volveré con calma y si tengo visitas estará en los primeros puestos de sitios a los que llevarles.

Otra "galesada/inglesada" que mola. :-)

      Bueno, gente, por hoy ya es suficiente filosofada. Me voy a la cama. Otro día, más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vamos, ¡puedes opinar! ;)