viernes, 6 de marzo de 2015

Breve manual para entender a RRHH (II)

       Estimados pupilos, no os he abandonado. Aquí sigo, totalmente entregada a mi labor de arrojar un poco de luz sobre ese sistema de comunicación encriptada tan usado por rrhh. Continúo con mis investigaciones de campo, documentándome a pie de ETT, cumpliendo con mi deber de traeros frescos y crujientes mis últimos hallazgos.
    
      Como recordaréis, en nuestra anterior clase tratamos el tema de la venta de motos o de las presentaciones, como se las llama en los círculos más formales y descubrimos que básicamente tratan de:
  • Pintar a su cliente como La EmpresaTotalUltraPlus, buscando con ello tenerte un poquito más lubricad@ receptiv@ cuando se toque el siguiente punto: "Vamos a metértela doblada" el de las exigencias de la empresa y el de tus maltrechas condiciones laborales y económicas.
  • Dejarte claro que son ellos quienes llevan los pantalones en la relación y te tratarán y pagarán como mejor les convenga. No, "maifrén", no eres especial, sólo eres otra mierdecilla de tantas que recibimos a diario, así que modera tus expectativas desde ya.
     
     Como los alumnos aplicados que sé que sois, asumiremos que estas lecciones las tenéis ya claras e interiorizadas así que, sin más dilación, pasaremos a las siguientes, que dividiremos en dos bloques temáticos:

* BUEEENO... NO QUEREMOS DECIRLO MUY ALTO PERO, A VECES, TAMBIÉN NOS TOCA AGARRARNOS A LO QUE HAYA. SHHHHHH!!
  • IMPRESCINDIBLE:
       - 2 años de experiencia en puesto similar. Tengo 6 meses en algo que se parece          como un huevo a una castaña: ambos pequeñitos y redonditos... Hasta ahí el parecido.              Como aquello de "aceptamos barco como animal acuático"
       - Tal o cual especialidad.
       - Valorable tal idioma. A ver, aclárate. ¿Es imprescindible o es valorable?

Vale, no cumples ninguno de los requisitos. Estás a punto de olvidarlo, peeeero lees un poco más abajo:

  • Inscríbete si tienes el perfil, puede que se ajuste más que el de otros candidatos. = Probablemente seas un paquete, pero puede que los demás lo sean aún más que tú. = Queremos un candidato que sea la hostia, pero asumimos que está pillado, así que tocará coger lo que haya. De entre los malos, elegiremos al menos malo y puedes ser tú.
¡Y te llaman para entrevistarte, no te lo pierdas! Menos mal que todos sus requerimientos eran im-pres-cin-di-bles... Imprescindibles hasta que hay que prescindir, claro. Para mí también es imprescindible tener un curro de puta madre donde me paguen bien y me sienta plenamente realizada... hasta que me despierto de mi ensoñación y me pongo a contestar ofertas de este estilo.

* AUNQUE TRABAJO EN EL TODOPODEROSO DEPARTAMENTO DE RRHH, ESTÁN RODANDO CABEZAS Y YO TAMBIÉN NECESITO JUSTIFICAR MI PUESTO.

    Esto cabrea bastante, ya que para que el muchachito/a de la ett siga calentando su silla, a ti te obliga a ir a una entrevista en la que ya de entrada no tienes ninguna posibilidad. Pero así él puede hacer ver a sus superiores que trabaja un montón y se pasa todo el día en "complicados procesos de selección". Lo que los superiores no saben es que dichas "entrevistas" son del tipo:

- ¿¿No tienes experiencia en X?? = Como puedes ver, me he pasado tu CV por el forro, pero necesitaba que vinieras para que mis jefes vieran que te hice venir/estoy ocupado.

- ¿En qué parte de mi currículum pone que la tenga? ¿¿¿Te lo has leído??? = Estoy rabiando pero bien por no poder darte de hostias, que es lo que mereces, por hacerme perder así el tiempo.

    Otros se esfuerzan más y rellenan folios y más folios de preguntas y respuestas, prolongando la farsa un buen rato:

- Buscamos a un experto en X, con experiencia en Y y amplios conocimientos de Z. = Los dos sabemos que no eres ni de coña lo que buscamos, pero hagamos el paripé un rato mientras hacemos ver al jefe que puede que sí.

- Vale, pues como puedes ver en mi currículum, tengo experiencia en P, Q, H y conocimientos de W y z". = ¿Estás jugando a "de entre lo malo, malo, elijamos a lo menos malo" o es que ya sabes quién es la persona que buscas pero necesitas estar dos o tres días haciendo entrevistas para estirar tu trabajo/justificar tu puesto? ¿¿...?? Me apetece zurrarte pero me estoy controlando... Mira: autocontrol, ¡una de las cosas que buscabas!


     Con mi tilita humeante en la mano, me despido hasta nuestra siguiente clase. ¡Sed buenos! Y no dudéis en aportar vuestras opiniones.

3 comentarios:

  1. Todo eso suponiendo que lleguen a llamarte para una entrevista. Llegar hasta ahí ya es una hazaña, considerando que las vacantes suelen cubrirse con asombroso sigilo (o sea, a dedo), sin que se llegue a saber de su existencia.

    ResponderEliminar

Vamos, ¡puedes opinar! ;)