viernes, 2 de enero de 2015

Hórreos portugueses.

          
Espigueiros de Soajo.

     ESPIGUEIROS, como los llaman ellos. Si son para almacenar "espigas" (mazorcas de maíz en portugués y gallego), lo lógico es que sean espigueiros y no hórreos o cabazos, como los llamamos aquí. Creo que es un idioma mucho más intuitivo que el nuestro, por lo menos tiene más sentido. 

Se apoyan sobre esos "pies" para evitar que suban los ratones.

      Básicamente, lo que nos llamó la atención fue que estuviesen todos juntos en un mismo sitio, pero siendo como son para secar y curar maíz, lo inteligente es colocarlos así, en el sitio más alto de la aldea, donde les dé bien el aire desde todos lados. El grano aireará mucho mejor que si estuvieran como aquí, entre las casas, que les hacen abrigo. En esa zona no; montones y montones en un mismo lugar, arriba del todo. 

Imaginaos a las mujeres de antes, bajando en zuecos por esas piedras mojadas y con varios kilos en la cabeza.

A excepción de la puerta, es todo de piedra, incluido el tejado.

       Cruces y cruces por todas partes. En los nuestros suelen combinarse el símbolo cristiano de la cruz con el símbolo pagano del cono, que representa la abundancia.  Que, si te paras a pensarlo, ¡qué de cosas se siguen haciendo durante siglos y siglos simplemente por costumbre o tradición! En este caso más de dos mil años, no sé cuántos después de haberso olvidado completamente el porqué. Dudo bastante que los canteros, al terminar la construcción y hacer los "remates" para el tejado, supiesen que uno de ellos era para pedir "fartura" o abundancia. Simplemente los hacían porque se habían hecho siempre y sin ellos, como que el hórreo no estaba completo. Los portugueses, se ve que son más católicos, jeje.

Espigueiros de Lindoso. Había docenas y docenas. La inmensa mayoría de 1800 y pico.



      Todos tenían los techos de piedra granítica (¡Será por piedra!). ¡Así los vendavales no son un problema!



  Tampoco habíamos visto jamás tantísimos juntos. Sorprende aún más teniendo en cuenta que están en una zona super montañosa y empinada (aunque en las fotos no se aprecie, ya que fueron tomadas justo en el sitio más plano). Esto está en el Parque Natural de Peneda-Gerés. Para vuesta información, penada/penedo significa piedra, así que el nombre ya lo dice todo. ¡No sé de dónde sacaban maíz para llenar tanto hórreo! Que las carreteritas son para ir en tercera-cuarta. ¡Muchas, incluso en segunda durante varios kilómetros! Así que ya os hacéis una idea de cómo es el sitio.

     Este sitio (uno de ellos) lo descubrí trabajando. Lo que ya no me hace tanta gracia es llegar a casa a las mil después de visitar clientes de allá abajo. Pero... ¡es lo que hay! A ver por cuánto tiempo, ya que hay una rotación del personal acojonante. ¡Soy la quinta persona en pasar por mi puesto en 2014! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vamos, ¡puedes opinar! ;)