jueves, 10 de julio de 2014

Animales con estrella

        No es lo mismo nacer con estrella que nacer estrellado... Sobre todo es así para los animales. 

      No hay cosa que más me fastidie y entristezca que los nuevos "amantes de los animales", de ésos que sólo lo son porque está de moda, o porque ciertos bichos están de moda. Conozco a mucha gente a la que de repente le regalan o compra un perro de raza y de la noche a la mañana se vuelve la persona más concienciada, tiquismiquis, pija y GILIPOLLAS que te puedas echar en cara. Gente que ha tenido perros toda la vida en casa (perros pastores, guardianes o pequeños perropatada para que ladren cuando entre alguien) a los que no les han hecho ni el más mínimo caso; como si no estuvieran.

      Ahhhhh..., pero cuando llega a casa el nuevo Yorkshire, o Golden, Boxer... o incluso Pastor Alemán... Buenoooooo, no hay persona sobre la faz de la Tierra que quiera más a su animal. Que si peluquería de aquí, que si abrigo de allá, que si collar esto, que si supermegapienso lo otro... aunque luego el pobre perro pastor mestizo que lleva años en casa y que TRABAJA sólo coma si le echan los padres o abuelos, que por no mirar, no miran ni que el animal tenga agua, o que a lo mejor tenga pulgas o sarna... Pero no es de raza, claro. ¡Ahí se muera! Y me pregunto yo: ¿no sería mejor que la pasta de los abriguitos del pijo la emplearas en curar al viejo, o desparasitarlo o darle un poco más de comer? ¡que se le notan las costillas, joder!

   Joer, que yo veo a esta gente achuchando al perro pijo, peinándolo, acariciándolo, amariconándolo completamente... lanzándole la pelota... y cuando el perro viejo de casa se acerca a ver si para él también hay alguna caricia o mimo, un poco de cariño, o a ver si puede jugar a eso que parece tan divertido, lo echan gritándole, empujándolo, amenazándolo... Que los animales también ven y, sobre todo, sienten los desprecios. No entienden qué es lo que están haciendo mal para que quieran al nuevo y a él no le hagan nunca caso, y si se lo hacen sea invariablemente para reñirle. En serio, deberíais verles la cara y la expresión. Tienen una mirada de tristeza absoluta. Pfffffffff 

    Ayer me vino una chavalilla a buscar algo para tratar a un Yorkshire con sarna.

- Pobrecito... ¡me da una pena! Se rasca tanto... Dame algo bueno, no me importa gastar.
- Bueno, pues le vamos a dar talycual de talycual manera... Apártalo de los otros perros para que no los contagie.
- Ah, nada, no te preocupes. El viejo también tiene sarna. Para ése quiero un eutanásico

¿¡¿Qué?!? Eutanasia para ti, niña, que es la única manera de curar la imbecilidad.

- No te puedo vender eso, lo siento. Medícalo también: te sobra de lo que tienes que darle al otro, total para tirarlo...
- Paso. Es un mestizo lleno de pulgas que no vale para nada. ¡Más feo...! 

¿¿¡¡...!!?? Fea también eres tú rato largo y no por eso te han matado. 

   Lo peor es que este tipo de personajes cada vez abundan más y más. Todo amor y "concienciación" con el bicho de moda y con el resto unos gilipollas integrales, a parte de malas personas. Si quieres achuchar al perrito pijo, no lo hagas delante del otro si a él no lo vas a mimar también. ¡Ten dos dedos de frente o un poco de corazón! ¿Te gustaría que esos desprecios te los hicieran a ti? ¿Cómo te sentirías? ¿Crees que el perro mestizo te quiere menos? ¿Acaso crees que no le gustaría jugar contigo y que lo acariciaras de vez en cuando? ¿Que no necesita cariño? TODOS los animales lo necesitan.

    En fin... escribo sólo por quejarme y patalear un poco. Realmente creo que la situación no tiene remedio: el que es imbécil lo es toda la vida. Es algo que no se puede cambiar. Bueno... cambiar sí que cambian: a medida que van acumulando experiencia en serlo, cada vez lo son más. :(

7 comentarios:

  1. Que fuerte...que pena non poder mandar a merda a tanto subnormal. R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O máis heavy é que non lle dea vergonza... Por certo, ¿que tal o verán por England? ¿Segues co de TB?

      Eliminar
    2. Sigo nesto hasta o dia 1. Despois maybe Scotland! xa che contarei!

      Eliminar
  2. Cada día estoy más a favor de que hiciesen un test a todo aquel que quiera adoptar o comprar un perro o gato, y que den licencia renovable y que se supervise. Y que semejante descerebrada pueda también tener hijos... que a lo peor hasta salen como ella!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema que yo veo, es que este tipo de gente tiene a los animales no porque los quiera, sino para poder lucirlos y presumir de ellos. Como el que se compra siempre ropa de marca, que puede que le quede como el culo. Ahhh, ¡pero es de marca! Vale para presumir. Lo mismo con los perros; no les importan los animales en sí, sino la raza para presumir de lo que tienen, de lo que les han costado, de lo que se gastan en ellos. Tristemente los animales (al menos ciertas razas) se están convirtiendo en un símbolo de estatus social, como el móvil, la moto o el coche. Es todo apariencia y fachada. :(

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo, son cosas materiales para ellos, y no se preocupan de que son seres vivos con sentimientos y sensibilidad, independientemente de que sean un chucho maravilloso o un perro de raza, son cosas que abandonar cuando ya no les interesan.

      Eliminar
  3. Vivimos en una sociedad que lo "cosifica" todo, incluyendo a los animales de compañía (no hay nada que me dé más terror y pena que ver en Navidades como esos inocentes animales son ofrecidos como el juguete que el niño mandará a la mierda a las dos semanas).

    Hemos perdido el norte: cosificamos la amistad, la vida y todo aquello que, se supone, no puede ni debe monetizarse...

    Así nos va: luego nos preguntamos por el cambio climático y todo lo demás: empieza desde cosas como las que cuentas y termina cuando el personal no desea renunciar a su coche, o a la calefacción a todo gas mientras estás en camiseta y pantalón corto en casa en el invierno...

    La siguiente lucha es por los derechos de los animales: lo que cuentas es para apalear a la dueña (estoy ojo-plático con lo que nos has contado).

    Un abrazo,

    Paquito.

    ResponderEliminar

Vamos, ¡puedes opinar! ;)