sábado, 10 de mayo de 2014

Automedicación a la brava.

         He vuelto a pillar tiña. Sí, exacto: como los gatos abandonados que dan tanta pena como asco. He curado a las vacas y me he contagiado yo. Eso que siempre uso guantes cuando las medico. Total, que llevo ya tres semanas y la cosa no termina de pasar. Cuando le enseñé al médico hace ya tiempo la roncha del brazo, me puso cara de póker y me dijo que "fuese lo que fuese", (palabras textuales) ya se estaba curando. ¡No tenía ni pajolera idea de lo que era! 

- Es tiña. -Le aclaro. - Y no se está curando sino expandiendo, me han salido dos descamaciones más.
- ¿Y tú cómo sabes que es tiña? - Pregunta molesto.
- Porque ya la tuve más veces, además he estado tratando a varias vacas y me he contagiado.
- No pasa nada. Ya se irá pasando...
- O_o 

Are you kidding me??? ¿Y cómo se va a "ir pasando" exactamente? ¿Con un sana-sana-culitoderrana?

- Tendré que ponerle algún antimicótico, ¿no?
- Podrías. Cierra la puerta al salir.

Ni puto caso me hizo. La culpa es mía por gilipollas. Arabella, si sabes lo que funciona, ¿por qué coj**es preguntas? Lo que le sirvió a los bichos me sirve a mí, me dije, así que estoy automedicándome con un producto de veterinaria del que tengo más que comprobada su eficacia. Lo que pasa es que como esperé a oír la opinión del médico de cabecera (que resultó no tener opinión), tardé en tratarme y ahora va lento... Pero va yendo. Mientras, espero la cita con el dermatólogo.


      No ha sido la única mierda... Hasta en tres ocasiones me encontré con alguna garrapata agarrada (puto assssssssssssco) Dos de las veces, después de vacunar perros y otra después de inspeccionar canales de ciervos. Joddddddderrrrrrrrrr. La quitas con una pinza de depilar y te das una grima y asco infinitos a ti misma. Llamas a gritos a tu madre/novio a la ducha para que te inspeccione bien en busca de más. Una vez descartada la posibilidad de que haya más polizones a bordo, empiezas a rallarte con que igual te ha transmitido babesia y si deberías meterte un chute de atropina y otro de Imizol cagando leches... Hipocondríaca que se vuelve una. Me frenó el recuerdo de que el Imizol duele y escuece a Dios. Vale, esperemos acontecimientos y tranquilicémonos, si siento náuseas habrá que tomar medidas e ir al médico. 

      De todas formas lo más heavy que me he metido fue un chute de... ¡Super-Glue!

    Sé lo que estáis pensando... "Esta tía está para encerrar" Casi. En mi defensa diré que lo del Super-Glue fue accidental. Lo usamos para fijar vías cuando ponemos suero en vena. Una gotita te ahorra un punto de sutura y tiempo, dejas el gotero colgando y el propio ganadero lo puede retirar cuando el suero se acaba. ¡Perfecto! Solo tiene la pega de que el pegamento se seca en la punta cuando el tubito está por la mitad. Así que un día, con uno de esos tubos a medias con la punta taponada, estresada, con prisas y con el jefe llamando a cada rato para preguntarme por dónde ando y darme más y más avisos, se me ocurre la feliz idea de destaponarlo con una aguja intravenosa de vaca/caballo... Y destaponar, lo destaponé. Lo destaponé de P.M. ¡Mierda, me he pinchado! Sacudo la mano y el bote de pegamento que no se cae... ¿...? ¡¡¡¡¡¡¡Joderjoderjoderjodermierdamierdamierdamiiiieeeeeerdaenpasta!!!!!!!!!!  Allí estaba yo con un tubo de superglue unido al dedo mediante una aguja (usada) de siete centímetros que había atravesado el tubo de pegamento y mi dedo DE LADO A LADO. Entraba por un lado y salía por el otro. Casi la palmo allí mismo. No del dolor sino de la impresión. 

       Si es que, como dijo un amigo mío; a mí  me das un clip y es probable que me acabe sacando un ojo.

4 comentarios:

  1. Así tamén pensan os gandeiros cando os veteríns nn curan os seus bichos....

    ResponderEliminar
  2. Di que sí, viva la automedicación!! Nadie pasa más tiempo contigo ni sabe mejor que tú lo que necesitas. Yo que soy una hipocondriaca reconocida, te lo puedo confirmar: mano de santo! :-)

    PD: Me atravieso yo un dedo con una aguja, y tienen que llamar a los GEOs!

    ResponderEliminar
  3. "Me atravieso yo un dedo con una aguja, y tienen que llamar a los GEOs!"

    Calla, calla... No me digas cómo pero sí que aparecieron como de la nada los "agentes especiales"... Léase "las viejas de la aldea" a dar apoyo moral y técnico por si había que amputar el dedo. jajajaja

    ResponderEliminar

Vamos, ¡puedes opinar! ;)