miércoles, 2 de abril de 2014

El más listo del lugar.

        Uno de los clientes que se pasa por la tienda con más frecuencia es un señor mayor que ha vivido y trabajado fuera la mayor parte de su vida. Y, según cuenta, casi siempre en trabajos "con glamour", muy bien remunerados y en los que se codeaba con gente de postín y de alto copete. Personalmente, creo que es lo peor que le puede pasar a un paleto, porque siempre seguirá siendo un paleto..., pero el típico paleto que no se da cuenta de que lo es. Muy al contrario: se creerá de alto copete él mismo, un tío muy importante al que los demás mortales deberían idolatrar, como en su día hizo él con la gente bien con y para la que trabajaba. ¡Patético!

         Siempre según él, llegó a estudiar de adulto en una universidad francesa, trabajó como traductor varios años, como profesor de inglés en institutos ingleses más tarde, y finalmente como criador de caballos de carreras y jinete profesional, federado y todo, hasta que sufrió un accidente de tráfico. Según él, nunca le habían faltado mujeres ni dinero. Vale, una vida movida y seguro que interesante.

        ... Hasta que se hizo viejo. Sin mujer ni hijos, ni familia que le aguante. Porque esas mujeres que, según su versión, no le faltaban, seguramente lo que querían era pasárselo bien un rato y ver si a lo mejor les compraba algunos caprichos, pero para vivir con él y aguantarlo, como que no... Puede que fuesen de las que se lo pasan bien con los cabezas locas, pero a la hora de la verdad, (casi) todas queremos a alguien normal, con la cabeza en su sitio y con quien se pueda hablar sin que te salga con ideas de bombero; el eterno adolescente que nunca va a madurar no nos va . Con los vecinos no se habla porque además de ser muy rarito es bastante insoportable con su complejo de superioridad. Viviendo con los perros de alquiler en una casa que se cae a pedazos. Siempre sucio y con la ropa sin lavar... Un día me dijo que durante el invierno se había sentido muy mal de salud, que con la humedad le dolía todo y realmente creyó que no iba a llegar a la primavera, que tuvo MIEDO y que no sabía qué sería de los perros sin él. 

      Pues a pesar de todo eso, de su "maravillosa" e interesante existencia, su tema de conversación recurrente es lo estúpida que es la gente aquí. Que sus vecinos son campesinos estúpidos, que emigraron siendo estúpidos sin estudios, cultura ni educación y volvieron siendo estúpidos a hacer las  mismas cosas estúpidas que no requieren estudios, cultura ni educación. O_o  El mensaje implícito que yo capto en su resentimiento hacia la gente que le rodea es que le jode que sean estúpidos campesinos FELICES, con una familia que se preocupa por ellos y les quiere, con amigos, con una relación saludable con los vecinos, que haciendo trabajos estúpidos propios de gente estúpida hayan ahorrado para formar una familia y comprar sus casas y sus tierras, que se distraen con sus cosas y su vida... Mientras que él, con todas las experiencias y vida glamourosa que vivió, con toda la cultura de la que se empapó, sea un pobre MISERABLE olvidado y solitario. Y es que la cultura o la educación no te dan inteligencia ni sentido común, que son lo que te hace tomar las decisiones correctas. Si siempre has sido un cabecita loca y un bicho raro, lo seguirás siendo hasta que te mueras: es algo intrínseco a la personalidad que ningún factor externo puede cambiar. A veces me entra la duda de si el resentimiento que le recome es hacia los demás y hacia la vida o si es HACIA SÍ MISMO. ¿...? Me produce una extraña mezcla entre rabia y pena. Se esfuerza por dar siempre una imagen jovial, pero tiene una de las existencias más tristes que yo me he encontrado.

1 comentario:

  1. Y supongo que se pasa la vida en la comercial contandolo todo una y otra vez...paciencia, filliña. R.

    ResponderEliminar

Vamos, ¡puedes opinar! ;)