martes, 4 de marzo de 2014

Faro Vilán y cascada del Ézaro

Típica excursión para una tarde mala de invierno en la Costa da Morte: bien ver cómo rompen las olas en Muxía (que ya fuimos), bien visitar algún faro.


        Fuimos a probar suerte, sin estar seguros de si estaría abierto, porque yo había estado en el de Fisterra  años atrás y me había parecido muy interesante, pero de todas las veces que volví, siempre estaba cerrado. Con éste tuvimos más suerte y sí estaba abierto. A pesar de hacer un día que no invitaba nada a salir: lloviznando, con bastante viento... estaba todo el rato pasando gente, excursionistas de domingo. De haber sido un día soleado, habrían mejorado bastante las vistas y la excursión. Habría sido posible conseguir unas cuantas imágenes buenas, pero esto es Galicia y hay que aprovechar los días como vienen. 

       Tiene una especie de museo muy pequeñito, donde se exponen diversas piezas antiguas, desde boyas,


bombillas quemadas, hasta un aparato de radio de mil novecientos veintipico que reproducia en sonido la señal lumínica del faro y que, según pudimos leer, tuvieron que cambiar al poco tiempo, porque la señal llegaba a 20 millas del puerto de Nueva York y había muchas protestas por las interferencias que causaba. Personalmente no termino de creérmelo del todo, pero bueno... igual es verdad.



       
      Se explica la evolución de los faros desde el principio de la navegación hasta nuestros días, de los distintos tipos que hay, etc y da una pasada rápida sobre los naufragios. Tienen un vídeo en el que te dan un tour virtual por todo el edificio y poco más. Muy poquita cosa, pero por cero euros tampoco se le puede exigir mucho más. Creo que no sería difícil conseguir más material, pero para eso haría falta dinero, claro está.

      Hacemos unas cuantas fotos que salen reguleras y nos vamos, a mi novio se le ocurre que, con todo lo que ha estado lloviendo, igual en la presa del Ézaro están dejando salir bastante agua y la cascada tiene que estar bien bonita de ver. Si nos damos prisa a lo mejor llegamos antes de que cierre el Museo de la Electricidad. Para quien no lo sepa, el Xallas es uno de los pocos ríos de Europa que desemboca en el mar en forma de cascada; por eso es el río gallego que nunca ha tenido salmones. El amigo Paquito, sin embargo pensó que el Xallas era un buen sitio para poner no uno, sino TRES embalses, así que además de inundar hectáreas y hectáreas de terreno fértil, lo que una vez fuera una cascada impresionante, ahora es nada más que una sombra de lo que una vez fue (incluso en los dias en que abren en la presa y dejan salir bastante agua). En verano, abren unos minutos el fin de semana a las 12 o 12:30 para que los turistas vayan a sacarse fotos, pero con todo, sólo dejan salir un 5% del agua que en condiciones normales, sin presa, bajaría.

      De todos modos, es un sitio bonito para ir en verano, con merenderos, playita, buenas vistas...



      Así estaba en julio:



   Así estaba este domingo:

El caudal cambia bastante.

Más domingueros.

          El Museo de la Electricidad, en contra de lo que decía el cartelito con el horario, estaba cerrado. Otra víctima de los recortes presupuestarios, me imagino. Ahí sí estaría dispuesta a pagar entrada, pero no sólo por ver turbinas y cuadros eléctricos, que es lo que tenían la última vez. Sino por ver fotos y documentos de la construcción de las presas, planos, técnicas de construcción, quizás recortes de prensa de la época y cosas así. Evidentemente no las iban a poner a caldo, porque estaban en pleno franquismo, pero sería muy interesante ver cómo se escribía sobre el tema en la época, ver si por ejemplo se hacía algún tipo de mención a la población que tuvo que ser desplazada porque sus tierras y casas iban a quedar bajo las aguas.

      El Ézaro es un sitio que nos gusta bastante; lo descubrimos un verano en que, de forma medio accidental, al seguir a otros bañistas, nos topamos con las "pozas". Nos sorprendieron y gustaron mucho y desde entonces volvemos con cierta frecuencia. Lo ideal es ir en verano, obviamente, pero sólo en invierno puedes hacerte una idea de lo que la cascada debió de ser en el pasado.

         A pesar del tiempo, en los dos sitios, tanto en el Faro Vilán como aquí, había bastante gente de paseo. Parece que el que más el que menos, cada vez nos estamos decantando más por alternativas de ocio gratuito y al aire libre. ¿Qué opináis?

1 comentario:

  1. Ghustame,... Bonita escapada de domingo.... Siempre está bien eso de tener a alguien para poner de excusa e ir de visita......

    ResponderEliminar

Vamos, ¡puedes opinar! ;)