viernes, 7 de marzo de 2014

Betty Botter

Betty Botter bought
a bit of butter,
but the bit of butter
was bitter.
 So she bought
a better bit of butter
to make the bitter butter better.


    Hoy he tenido visita del jubilado checo que os dije, que entre otras muchas cosas, fue profesor de inglés en Francia y traductor inglés-francés. (Pasó su niñez en Inglaterra, a donde huyeron escapando de los alemanes). Aparte de corregir mi pésima pronunciación, me estuvo enseñando trabalenguas o tongue twisters, como él los llama, y las diferencias de pronunciación de distintos pares de palabras:

it---eat
shit---sheet
sit---seat
fit---feet
y otros por el estilo.

     Cuando se dicen despacio para que veas la diferencia, al cabo de unos cuantos intentos lo ves, pero cuando hablan rápido, a mí me suenan exactamente igual. Evidentemente, en una conversación no hay confusión posible, porque está el contexto, pero eso no quita para que a lo mejor digas una burrada. ¿Cómo que te suenan igual?, me decía. Pues ya ves, me suenan igual. Tienes que tener el oído muy acostumbrado para pillarlo. Es parecido cuando intentas explicar a otro español que no sea gallego que realmente tenemos 7 vocales en vez de 5; dos "e" y dos "o" distintas; en ambos caso una de ellas sale de la garganta y la otra sale del pecho... Puede que distingan una de otra, pero aún así no son capaces de decirlas correctamente. A mí me pasa igual. Con estos ejemplos aún bueno, pero con los tropecientos tipos de "a" y de "e" que tienen, junto con todas sus formas intermedias ya... apaga y vámonos. :(

      Me llama la atención el humor que tiene el hombre... Venía del taller porque ayer un borracho se empotró contra su coche aparcado y lo desplazó varios metros para finalmente voltearlo. Le dijeron en el taller que posiblemente no valga la pena arreglarlo y aún así, estuvo en la tienda más de dos horas de cháchara, contándome anécdotas, batallitas, riéndose de mi paupérrima dicción... De muy buen humor todo el rato. Yo en su lugar estaría maldiciendo en hebreo y cabreada como una mona. Él es feliz... ¡mejor así! La mala leche no le iba a solucionar nada igualmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vamos, ¡puedes opinar! ;)