miércoles, 8 de enero de 2014

¡Qué barato es aquí tener coche!


          El otro día que fui a un pueblo cercano en día de feria (feria bastante grande en un sitio relativamente grande) me sorprendí a mí misma buscando el parquímetro mientras iba pensando en lo fácil que me había resultado aparcar. Pero algo no acababa de cuadrarme... Espera, espera... ¡Aquí no hay que pagar! ¿...? ¿No hay que pagar? No, no había que pagar. Ni ahora ni antes. Nunca. En un pueblo con centro comercial, hospital, cine, hoteles... El típico núcleo urbano de referencia en la zona. Y me parecía increíble el no andar teniendo que volver cada X tiempo a cambiar el coche de sitio y controlando el reloj para no pasarme de la hora ni para dejarme una pasta. Y no es que este pueblo sea un caso aislado: es la norma. Lo raro es lo otro. Incluso en las ciudades, cerca del centro puedes tener suerte y encontrar un sitio donde dejar el coche sin pagar. ¡Bendita comodidad! Anda que no me habré gastado yo libras en aparcamiento... Hasta en los sitios más pequeños el aparcamiento era restringido o de pago (lo que no me desanimó a la hora de explorar los alrededores).

        Allá me acostumbré a no llevar apenas dinero encima y este día debía de llevar unos siete euros o así, nada más. No pasa nada, pago con tajeta. Ah, no... Aquí en prácticamente ningún sitio las admiten... Bueno, pues ya sacaré en el cajero... Voy a la oficina del Banco Pastor y, cuando lo voy a sacar, me aparece un letrero en la pantallita diciendo que la operación tiene una comisión de tres euros. ¿¿¿Qué??? ¡¡¿¿Tres euros por sacar dinero en un cajero del Banco Pastor con una tarjeta del Banco Pastor??!!  Y para eso te cobran treinta y pico euros al año por tenerla, más veintitrés cada seis meses por "mantenimiento de cuenta", más cincuenta céntimos por cada apunte/movimiento, tanto da que sean ingresos o gastos. Siguiente paso: pasar todos los recibos a otra cuenta de otra entidad y retirar toda la pasta del Pastor (retirarla sin cancelar la cuenta, porque sí, también te cobran por cancelarla. Bueno, campeones, pues cobrad de una cuenta que está a cero. Hale ¡ánimo!) IMPRESENTABLES. Dudo que esto ocurra en Inglaterra... O igual sí, aunque nunca oí hablar de algo parecido. Sacadme de mi error si me estoy equivocando.

           ¡Lástima no poder aunar las cosas que me gustan de cada país en uno solo eliminando las otras! Es una utopía, lo sé. Hay que apechugar con lo malo o sortearlo como se pueda y aprovechar lo bueno.Así que con esto me despido, buenas y lluviosas tardes. Porque sí... donde llueve de verdad es en esta zona de España, en contra de lo que los ingleses piensan. Oh... you're from Spain... And how it comes that you prefer this instead of your lovely sunny weather? Mmmmm... Chaval, creo que no entendemos lo mismo por "lovely sunny weather"..., que en el North-west medimos las lluvias en litros/metros cuadrado y no en MILILITROS, así que por algo será... Otra cosa que le flipó a mi novio: que NO hubiera cunetas. ¿Para qué? Para lo que llueve... Sólo hay que ver la profundidad/caudal de los ríos.

1 comentario:

  1. ¿Estás segura de lo que haces? Me refiero a dejar la cuenta a cero sin cancelarla. Las comisiones de mantenimiento se pagan igual, tanto si hay dinero en la cuenta como si no (de hecho, es habitual que te las cobren si tu saldo medio no llega a 2000€). Y si te las pasan y no hay dinero, significa que entrarás en números rojos, lo cual acarrea muchas más comisiones aún... No sé, tú sabes exactamente las condiciones que tienes, pero yo personalmente la cancelaría. Creo que esos gastos son desproporcionados.

    Saludos

    P

    ResponderEliminar

Vamos, ¡puedes opinar! ;)