sábado, 16 de noviembre de 2013

Ass kisser, brown noser, climber, creepy...

         Son todas expresiones inglesas para referirse a lo que comúnmente denominamos como lameculos en España o como ser un trepa de carallo en Galicia en particular.  Es decir, aquél/aquella que para subir en el trabajo o en la sociedad no lo hace sino a costa de pisar a los demás, sin escrúpulos.  Mi querido compañero de curro (especie de jefecillo de mentirijilla) es todo eso y más. Y digo lo de "y más", porque además de ser trepa es burro, es decir: Trepa burro, algo que no suele ser el Trepa comun.

          Os pongo en antecedentes: 
... Resulta que por cada 6 horas que trabajamos, tenemos que mostrar por ley en el parte del día un descanso de media que no es pagado. Es decir: si entro a las 07:00 y salgo a las 13:00, por poner un ejemplo, sólo voy a cobrar 5,5 horas en lugar de 6. 

... ¿Y si entro a las 07:00 y salgo a las 12:30? Pues que cobro 5,5 igualmente.

   Hasta aquí todo claro... 

...Luego hay un "convenio de empresa" que te garantiza X horas al día, haya trabajo o no, como una forma de proteger al empleado. 

    Bien. Imaginemos ahora que un día que el convenio marca 6 horas, realmente trabajo 4...

... En tal caso me pagarían las 4 que he trabajado + 2 horas más que el convenio me garantiza. Cobro 6 en total.

... ¿Y el descanso que tienes que hacer cada 6 horas? 

... Si termino antes de tiempo, esas dos horas ya estoy "descansando", pero no me repercuten negativamente en mi parte de trabajo, no tengo que mostrar esa media hora de un día normal, porque el terminar antes no depende de mí.

            Bien, pues mi Trepa burro va y quiere jodernos igualmente esa media hora que no tenemos que mostrar en el parte del día o timesheet (¡porque para algo está el convenio!) Pero quiere ganar puntitos verdes con la FSA (Food Standards Agency: el gobierno), que es quien nos paga. Ayer le mandó un correo a la tía de la FSA para sugerirle que mostráramos esa media hora que no teníamos por qué mostrar (y consecuentemente, perder el dinero) Y la tía, evidentemente le dijo que sí... Cuanto menos tengan que desembolsar, mejor para ellos. ¿¿Qué coj*** esperaba que le dijera??

        Cuando me manda un correo diciéndome lo que había hecho le llamo yo a la tía directamente y le digo que dado que no habíamos trabajado el mínimo requerido por ley para mostrar descanso, no lo teníamos que mostrar. (Al final del mes es bastante pasta) Y la tía rebatiéndome una y otra vez que sí y que sí... Pero vamos a ver, ¿Si tengo que hacer eso, por qué el sistema me permite hacer lo contrario? Y la otra erre que erre. Hasta que al ver que no me iba a callar, me dice: Bueno, déjame que revise el convenio para vuestra planta... Oh, it seems you're right... My apologies!  ¿¿¿My apologies??? Cacho #$%#&@!!! Sabía perfectamente desde un principio que yo tenía razón, pero como le darán, me imagino, algún bonus por reducción de costes o algo así, estuvo un buen rato mintiéndome a la cara, esperando que me diese por vencida. Si me hubiesen valido sus primeras explicaciones falsas me habría jodido! Esta pobre extranjera que no domina mucho el inglés es una víctima fácil, habrá pensado. Desde el propio gobierno te mienten a sabiendas para ratearte unas míseras libras... PATÉTICO. Suerte que a mí a terca no me gana nadie, máxime cuando tengo razón.

      Así que éste es mi consejo para todo el mundo: aunque tú no les entiendas mucho, ellos sí te entienden perfectamente si quieren, así que no te des por vencido y discute y pelea por lo tuyo. No pasa nada porque parezcan no entenderte a la primera..., si no es la primera, será a la quinta, a la décima o a la trigésimo cuarta. Ten en mente que juegan con tu frustración con el idioma. ¡Lo tuyo es tuyo!, domines perfectamente el inglés o no. ¡Discute y no dejes que te puteen!

4 comentarios:

  1. Buenas noches

    Si es que al final, en todas partes cuecen habas, y si encima eres extranjero procedente de un país del tercer mundo (Laboral) como Españistán, pues la tentación de querer metértela doblada pues al hijo puta de turno le puede resultar irresistible.

    ¿No has considerado la idea de afiliarte a un sindicato?, te aseguro por experiencia propia que es un magnífico seguro contra sinvergüenzas y truhanes de toda laya.

    Porque no dudes que contigo se atreverán a cosas que con un nativo jamás se atreverían, de eso estoy seguro.

    Santurtziarra

    ResponderEliminar
  2. Lo del sindicato ya me lo ha comentado más gente... No sé, igual al final lo hago, es una idea que no descarto. De momento me las apaño sola. Suerte que vengo de Españistán, como tú dices; tuve un muy buen entrenamiento que me ha espabilado para lidiar con sinvergüenzas y, mira por dónde, me está viniendo de perlas!

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que nos tira para atrás la idea de sindicato de la querida patria, y a lo mejor estos funcionan y todo!!

    ResponderEliminar
  4. Es que al final no es un problema tan grande como para ir a afiliarte a un sindicato por esto... Lo peor es la RRRRRABBBBIA que te da que intenten joderte tan descaradamente, una por el simple hecho de que te intenten joder, y otra porque realmente te creen gilipollas al pensar que pueden engañarte. ¡No sé qué es lo que más me enciende! Oye, como que hubiese sido una libra... o unos céntimos... no es sólo por el dinero, sobre todo y ante todo es por no dejarles salirse con la suya y corroborar lo que piensan de nosotros. Es ya cuestión de orgullo y dignidad: "Hasta que tú te rías de mí aún te queda mucho que espabilar, imbécil"

    ResponderEliminar

Vamos, ¡puedes opinar! ;)