martes, 29 de octubre de 2013

Reencuentro

        Varios meses después, el otro día volví a encontrarme de casualidad a mis amigos:



      Habían crecido bastante, los jóvenes apenas se diferencian de los adultos ya. Los coches parados para dejarlos pasar (tienen preferencia) y los visitantes sorprendidos, como en su día me quedé yo, son también algo habitual.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Tic-tac..., tic-tac..., tic-tac...

         Así se las gastan en Saint Mary´s Bourne:




       Tienen una acera en la que los "adoquines" son en realidad cachos de antiguas lápidas. ¿A quién se le habrá ocurrido algo tan... tan... ¿macabro? ¿lúgubre? ¿tétrico? ¿? Da igual, llamadlo como queráis. Joder, y para más inri tuvieron que poner una con este diseño. La calavera con el reloj de arena... Soy la Muerte y estoy al acecho... El reloj no se detiene. Tic-tac..., tic-tac..., tic-tac...  Uuuuuu, ¡pero qué mal rolloooo! Y tener eso delante de tu casa... 

     A mi novio le dio bastante yuyu cuando entramos en la catedral de Santiago un día casi al anochecer. Entre que es ya de por sí muy oscura y que era tarde... Decía que le ponían nervioso las imágenes de los santos con caras de sufrimiento, ya no digamos los demonios... ¡Vámonos de aquí, anda! Tranquilo, hombre, que no van a bajar de donde están. Da igual, vámonos, no me siento cómodo. 

      Pues al venir, fue algo que me gustó de aquí; no ves imágenes de santos con esas expresiones, ya no digamos demonios tallados por todas partes (al menos yo no las he visto, no estoy diciendo que no haya iglesias/catedrales donde sí las tengan). Durante una temporada estuve toda convencida de que definitivamente las iglesias/catedrales/abadías inglesas eran mucho más "alegres" que las nuestras. Peeeeeero... sí tienen imágenes donde acojonan que te cagas asustan bastante con la muerte... Y, ¿qué queréis que os diga? A mí personalmente me asusta bastante más la muerte, que es REAL y te la vas a encontrar sí o sí, que unos demonios producto de la imaginación de alguien. Y te presentan los "efectos" de la muerte de forma bastante cruda. No sé si fue en la catedral de Winchester, donde había sobre una tumba, una imagen de un hombre (o lo que quedaba de él) que era sólo un esqueleto cubierto de una fina capa de piel, con lás órbitas todas hundidas, la boca abierta, la cara toda chupada, chupada, chupada... Pffffffff. Sí; esto sí me lo creo; así vamos a acabar todos en algún momento en la tumba. ¡Lástima no haberle sacado foto! Pero no estaba segura de si se podría. ¡¡Daba auténtico canguelo!! Era totalmente realista. Durante bastante tiempo no era capaz de quitármelo de la cabeza y me estremecía cada vez que lo recordaba.

        Incluso las pocas imágenes de santos que hay, mirad qué pinta tienen:

En Romsey abbey.
        ¿Es casualidad que se parezca tanto al Segador? Incluso el bastón parece una hoz de mango largo... ¿¿Por qué el cristianismo tiene que adoctrinar por medio del miedo?? ¿Por qué hay tantos templos que en lugar de mostrarte las supuestas maravillas del cielo, te muestran los horrores del Infierno o te recuerdan que tienes la guadaña sobre ti? 

    Conclusión: que retiro lo que dije hace algún tiempo. Las iglesias/catedrales inglesas NO son más alegres que las españolas. ¿Más luminosas? SÍ. ¿Más alegres? NI DE COÑA. Muchas de las veces que entro a alguna salgo acojonada, ejejeje. 

      ¿Y por qué sigues entrando? Pues porque aunque no tengo ni pajolera de arquitectura, ni de arte, ni de estilos arquitectónicos ni historias similares (soy de ciencias puras), me gustan las cosas bien hechas y ADMIRO todo el trabajo que tienen. Lo admiro aún más pensando en las técnicas de construcción de la época: cada simple piedra tiene HORAS de trabajo de algún cantero, una piedra normal y corriente, no estoy pensando en las esculturas, ni relieves; una piedra lisa rectangular simplemente. ¿Y cuántas piedras puede haber? ¿Cuántos accidentes graves de trabajo ocurrieron mientras este magnífico edificio se construía, cuántas vidas tuvieron que truncarse para hacerlo posible? No es lo mismo que se te caiga un ladrillo de los actuales que que se te caiga un pedrusco de 100 kilos... Son edificios que han sobrevivido a cientos de generaciones y que sobrevivirán a varios cientos más (los españoles más, porque aquí con sus conflictos entre católicos y no católicos pues arrasaron con todo, prácticamente)  ¿Cómo algo hecho por el hombre puede ser tan perfecto? ME ENCANTAN. A pesar de no tener ni la más remota idea de arte ni de arquitectura. Y me gusta fijarme en todos los detalles y compararlas entre sí. Comparar la forma en que en un sitio y en otro se piensa sobre la muerte y sobre la religión. No sé: pienso que visitando las iglesias de un y otro lado te haces más idea de las diferencias que leyendo sobre lo que se dice de ambas en cualquier libro. El sentimiento que te provocan sin ser creyente es totalmente distinto; las de aquí provocan un pavor más racional. Por ejemplo: el clero católico intenta convencer a los feligreses por medio del miedo al Infierno, mientras que los protestantes juegan con el miedo a la propia Muerte como tal... Curioso, ¿no creéis?

        Los que estáis por otros países: sería interesante saber lo que os parecen las de ahí. (Si es que hay más freaks como yo, jejeje)

miércoles, 16 de octubre de 2013

Cansada hasta para dormir.

          Esta semana hay muchísimo trabajo, así que estamos haciendo jornadas bastante largas y apurando todo el rato. Las horas nos vienen genial, aunque eso sí: acabamos molidos. Y en mi puesto lo que se te cansa, y muuucho, son las manos y antebrazos. Es como cuando hace años estaba aprendiendo a inseminar vacas: mientras no pillas la técnica fuerzas demasiado... busca la matriz, busca los ovarios, trae la matriz hacia arriba, dirige el cuello hacia el catéter... Luego ya aprendes a relajarte y a que la vaca también relaje la musculatura, dejándote hacerlo en tan solo unos segundos. Pero al principio se me cansaban tantísimo las muñecas, que cuando iba conduciendo y dejaba la mano y el antebrazo sobre el muslo, literalmente se "dormían". Y no, no me refiero a esa desagradable sensación de hormigueo. Hablo de que se me quedaban los músculos total y absolutamente laxos; relajados por completo. Era como si realmente durmieran. 

         Pues ayer estaba con el portátil en el regazo y me pasaba lo mismo: notaba cómo se me iban relajando, relajando... hasta dormirse. Descansaban. Lo peor es que me estiré en el sofá y cuando YO iba a dormirme, soñaba que se me caían las cosas de las manos porque no me quedaban fuerzas para sujetarlas e, invariablemente, antes de que las cosas se rompieran, me despertaba. ¡Me despertaba el propio cansancio, que me hacía soñar que no podía sujetar las cosas! Increíble pero cierto. 

          Cuando al fin me dormí un rato, vino el perro a olerme y a darme un toquecito con el hocico, con cara de preocupación/interrogante... En plan: ¿estás bien? Sí, Perro, estoy bien, sigo viva. Eso era lo que quería saber, ahora ya puedo dormir yo también en mi mantita.  Señor... ¡Dame paciencia!

viernes, 4 de octubre de 2013

¿Debemos los pobres ahorrar?

               Tengo una amiga que, en cuestiones de dinero y ahorro, es todo lo opuesto a lo que dicta la lógica y a lo que de pequeños nos enseñaron... Es algo en lo que nuestras maneras de pensar chocan frontalmente. Pues bien, como ya dije en más de una ocasión, el trabajo que tengo/tenemos actualmente no es que esté precisamente bien pagado... Y precisamente por eso soy especialmente cuidadosa con el dinero e intento cotrolar bastante lo que gasto. Lógico, ¿no? 

         Pues parece que no tanto. Según ella, ahora que ganamos poco no es momento de intentar ahorrar sino de disfrutar, que el momento de ahorrar será, parece ser, cuando ganemos un sueldazo...  ¿¿¿¡¡¡...!!!???  A ver, rebobinemos: ¿me estás diciendo que precisamente cuando menos ingresas es cuando más alegremente tienes que dilapidar lo poco que ganas? O_o  ¿Y si el sueldazo que dices nunca llega? Lo cual, por otra parte y vista la situación actual es más que probable. Pues me lo dice toda convencida... en plan: ¿Arabella, cómo puedes no comprender esto, que cae de cajón? Pues será que tengo la neurona extenuada, porque por más vueltas que le doy, más surrealista me parece el planteamiento. ¡¡Muchas vueltas tiene que dar el mundo hasta que yo logre entenderlo!!

          Supongo que la explicación para estas dos formas radicalmente opuestas de ver la vida viene dada por la situación familiar de cada una: hija de padres universitarios que siempre tuvieron un sueldazo y haber pillado los años buenos de la veterinaria ella misma e hija y nieta de pequeños granjeros quasi analfabetos y con trabajos siempre mal pagados la otra... Con todo eso mis padres y abuelos consiguieron con sus pocos ingresos e increíbles esfuerzos por ahorrar, llevarme al mismo punto en que mi amiga se encuentra: las dos universitarias. No tenían dinero pero tuvieron cabeza.

           Otra frase recurrente suya que me da dentera: Yo no he venido aquí a ser pobre. ¡Como si lo de ser pobre fuese una actitud o algo que se elige en lugar ser de un hecho objetivo! Pero a ella sí que le parece cuestión de actitud... y si se toma un café de hasta 2,70 en el típico sitio donde ya por la pinta sabes que te sablearán sólo por haber entrado o  se compra una galleta de 1,20 la unidad (sí: 1,44 euros al cambio por una p**a galleta. ¡¡¡UNA!!!) se siente mejor y "menos pobre". A mí personalmente me parecería robo a cara descubierta y una tomadura de pelo, pero bueno...

          Podéis opinar, como siempre; se admiten comentarios tanto a favor como en contra.