domingo, 1 de septiembre de 2013

Londres, démosle una segunda oportunidad.

               Volví ayer, más por socializar y salir de casa, que por el hecho de ir a Londres en sí. Es que tengo que ampliar mi radio de acción, ¡que las zonas de los alrededores ya las tengo muy pateadas! jejeje. ¡Y también por estar con gente de mi edad! La vez anterior que fui este año no me gustó nada, claro que también fui con nada de tiempo y en un grupo grande. Psssss. Más estrés que placer. 

       No fue así esta vez. Me acoplé a una compañera de curro que iba con su amiga y me invitó a acompañarlas. ¡Genial! Resultamos ser bastante similares, que en estos casos siempre ayuda, porque si cada una tiene intereses totalmente distintos y quiere ver cosas que no le interesan a nadie más es un coñazo.  Pero no. Querían ir a Camden Market... a mí me daba igual, con tal de salir de casa... No sabía muy bien qué esperarme, realmente es que no me esperaba nada en particular. ¡Pero me encantó! Nos encantó a las tres. De hecho pasamos allí casi todo el día. ¡Hay tanto que ver que no te da tiempo de verlo todo! 


Sostén anti-sobones. (O quizá "sosténquítamelorápido")
           Parece ser (me lo parece a mí, vamos, no digo que lo sea) el lugar de aprovisionamiento de todas estas subculturas, tribus urbanas y demás. En cuanto a indumentaria, si piensas en algo raro-raro-rarrrrro, ¡seguramente allí lo hay! Es más, hay cosas que seguramente ni imaginabas. Como el sostén de la foto. "Uniformes" de aviadoras militares, de enfermeras de peli xxx, vestiditos de porno-chacha, de vampiresa calentorra... Como disfraces están genial, pero genial de verdad. Y como vestimenta de a diario, para quien tenga el valor suficiente, también me parece perfecto. 

       ¡Mola verlo todo! Seguramente a la gente le molaban nuestras caras... "Mira, mira, mira..." Aldeanas total. jajajaj  ¡Lástima no poder sacar fotos en las tiendas! Pero bueno. Ya sólo yendo por la calle sobra para qué mirar; las fachadas de los edificios son la leche:


La segunda es una tienda gótica

Otra más
             No es que hubiera ni una, ni dos, ni tres, ni cinco... ¡¡Había tropecientas!! Incluso en los puestos callejeros había mogollón de ropa para góticos y otros grupos afines. Una pena (para mí) que los vestidos tuvieran estampados tan llamativos, porque el corte de la mayoría era bonito y tenían pinta de sentar bastante bien. Tampoco había dónde probarse nada. :(

Garitos de tatoos también hay unos cuantos
           

          Máscaras para "endrojinarse" a base de bien, ¡que no se pierda nada! Espero que sean para hacer la coña y no haya peña que las utilice de verdad, porque dan bastante mal rollo. Eso sí me pareció muy heavy. 

         Rambling around, llegamos al canal y a los puestos de comida. De COMIDA. De la de verdad. Mmmmmmm.... Olía que alimentaba, como diría mi abuela. Puestos de comida italiana, española, brasileña... Y allí en medio, como caído del cielo (out of the blue, que dirían aquí) aparece un puesto con una bandera de Galicia y un pulpo... que... mmmmmmnnnn. Salivo sólo de recordarlo. Diez libras la ración; un precio muy razonable. Podías combinarlo con calamares y chipirones o tomártelo con patatas, el precio era el mismo. Elijo lo que lleva de todo, por descontado; ¡una oportunidad así no se desaprovecha! Jamás. Es una regla básica y elemental.

        
           Mientras nos atendían, entablo conversación con el hombre y me dice que son un matrimonio de Coruña que llevan en Londres algo menos de un año. Solían tener un bar en el Orzán; ¡una de las mejores zonas de la ciudad! Pfffffff, ¡¡asco de crisis!!

De Coruña a Londres; a alegrar el paladar de algún que otro paisano

            Deambulando por allí llegamos al Stables Market, que es un mercado inmmmmennnnnssssso donde te puedes encontrar de todo. Es uno de los sitios más peculiares en los que he estado. Es a cubierto y supuestamente era donde se les arreglaban los cascos a los caballos de los comerciantes que transportaban mercancías.


              Tanto por dentro como por fuera está lleno de esculturas de caballos. Todo el sitio tiene en general una estética muy interesante. 




             Abundan las tiendas de artesanía, de antigüedades, de segunda mano... De cosas curiosas, básicamente.




            Cuando vamos a irnos vemos esto:


         ¿Qué es? Eso nos preguntamos nosotras, porque tenía música chunda-chunda a toda pastilla. Miramos hacia dentro y hay luces de neón y gogós bailando en plataformas... Eso sí; gogós góticos y ciborgs (yo los llamo así genéricamente, ¡a saber!) ¿...? ¿Una discoteca? ¿Aquí? ¿Abierta a las dos o tres de la tarde? ¿...? Para salir de dudas entramos.

         Las demás tiendas nos parecían raras porque no habíamos visto ésta. La ropa parecía de cómic. ¡Y ya no te digo los dependendientes/as! Pero lo mejor estaba en la planta baja... Una planta entera dedicada a sex-shop. Ahí sí que sí: había TOOOODO  lo imaginable e inimaginable también. ¡UuuUUu! Lo que alguna vez pudo habérsete ocurrido y lo que no se te pasaría por la cabeza ni en mil años, ahí está. Lo miramos todo supercuriosas y flipando bastante con algunos artilugios, entre ataques de risa tonta y divagaciones varias. Joer, ¡lo que nos reímos! ¡¡¡Hacía muuucccho que no me lo pasaba tan biennnnn!!! jajajaj

          Dato a tener en cuenta: sales de allí con bastantes ideas. ;)  (¡Lástima no tener con quien llevarlas a la práctica! ¡Mecagüentó...!) jejejej

         Para refrescar la cabeza y las ideas nos damos una última vuelta junto al canal. Mirad qué asientos más originales:
¿Molan o no molan?

          - ¿Un post sobre Londres sin Big Ben, ni double-deckers, ni beefeaters, ni cabinas rojas...? Hmmm! ¿Pero tú estás segura de que estuviste en Londres? ¿Fijo? ¿?

           - Que síiii... I swear! Pero para lo otro tenéis las postales! Hala, ¡arreando!

NOTA AL MARGEN: ¡He conocido a una lectora en persona! Me reconoció ella a mí, mejor dicho. ¡Que heavyyyy! jajajaj Y nos caímos guay!! :) ¡Bienvenida! (Bueno, bienvenida no, que ya andabas por aquí, sólo que yo no lo sabía.) ejjejeje. Mira, este post va dedicado. ¡Para ti!


P.D.: ¡HOY HE APRENDIDO CÓMO FUNCIONA EL METRO! Más vale tarde que nunca. Ya tengo autonomía para poder ir sola si hace falta.

3 comentarios:

  1. Hola Arabella, me quedo de anónima, que nunca se sabe quien está leyendo y atando cabos... Gran post, curradísimo. Seguiré leyendo tu blog forever and ever, como si no hubiera un mañana...:). Bicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. buffff, ¡coincidencia donde las haya! ¿Cómo viniste a parar aquí al blog, cómo te lo encontraste? Biquiñosssss :)

      Eliminar
  2. Pues no me acuerdo exactamente, creo que en spaniards o expat o alguna de esas páginas. Antes de venir a UK buscaba informacion todo el dia. Este blog me gustó especialmente porque eres veterinaria y gallega, me sentia muy identificada. Y ahora encima descubro que...bueno, eso. Es que el mundo es un pañuelo, isn't it?

    ResponderEliminar

Vamos, ¡puedes opinar! ;)