viernes, 23 de agosto de 2013

Los VIPs y su rollo de exclusividad.

      Llevo bastante tiempo preguntándome por qué lo exclusivo es tan molón para algunos. ¿Por qué pagan las barbaridades que llegan a pagar por ciertas cosas? ¿Simplemente por el hecho de que son "exclusivas"? ¿Realmente el producto/servicio vale la diferencia que estás pagando? ¿Pagas por el producto en sí o por la sensación que te provoca el poder despilfarrar esas cantidades tan alegremente? ¿Pagas para demostrar tu capacidad económica, por fardar?

     Estas cavilaciones vienen a cuento de que este fin de semana es el Carfest 2013 en Overton, y ofrecen  la posibilidad de ir de "boutique camping" y dormir en sus tiendas por 850 libras la noche, ¡y de ahí para arriba! Eso sí: te dan el desayuno y te llevan flores... ¿¿¿Te estás quedando conmigo??? Por ese precio seguramente puedo alojarme en el mejor hotel del país..., ¿por qué iba a querer dormir en una simple tienda? Pero claro, si duermes ahí, puedes fardar mogollón y dejar a tus amigotes con la boca abierta. Buahhhhh, ¡mira dónde he estado! Mientras tú, pobretón, pagabas una décima parte.

     Mi teoría: no pagan por el producto en sí... Lo que disfrutan no es la tienda como tal (o zona VIP de una discoteca o lo que sea), sino el hecho de saber que están donde los demás no pueden permitirse estar. En otras palabras; lo que me mola no es lo que YO estoy haciendo, sino el hecho de que TÚ no puedes, de que a ti te está vetado. Y precisamente por esa sensación es por lo que pagan, ni más ni menos. El concepto viene definido en la propia palabra exclusividad: que excluye o que deja fuera. Y eso es lo que a la gente le mola: excluir para sentirse más que los demás.

      Otra cosa que siempre me ha hecho gracia es lo de los VIP (Very Importat Person). ¿Importante por qué? ¿Qué ha hecho? ¿Por qué los llaman VIP, cuando en realidad lo que quieren decir es FRP (Filthy Rich Person)? Supongo que no sería políticamente correcto, claro. Dicho esto, aclarar que me parece genial que les claven 850 libras por dormir en sus "mega-exclusivas" tiendas, ¡ojo! Hay que desplumar a quien se deja y, sobre todo, a quien tiene qué. ¡Lástima que no les cobren más!

       Hala, me voy a dormir en mi cutre-cama a 12 libras la noche.

2 comentarios:

  1. Lo primero felicidades por el blog! acabo de descubrirte por casualidad desde un comentario que hiciste en una entrada de Molinos, que no es tan exótico como buscando puertas en google pero espero que no importe (y si, soy así de equilibrado y me he leído las ultimas 20 entradas del tirón... Jajaja)

    Por lo demás aun estoy flipando con las 850 libras por tienda... Incluirá champán y caviar de bienvenida? me he equivocado de profesión y tengo que dedicarme a organizar acampadas VIP?... confuso todo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenido! Me gusta que te guste. jejej :) Yo es que flipo con tantas cosas...

      Eliminar

Vamos, ¡puedes opinar! ;)