sábado, 10 de agosto de 2013

Estropajos y meadas de gato

            Un día, al poco de traer al gato, lo veo que mea en la moqueta. Así que cuando llega su dueño se lo digo, y que debería ponerle un repelente. Se encoge de hombros, pone un poco de lavaplatos en el estropajo... ¡y lo exprime contra la moqueta!

- ¿¿¿QUÉ HACES???
- Nada... - Me mira acojonado.: Lo estoy limpiando...

Acto seguido tira el estropajo a la basura delante de mí y mi respiración se restablece, al tiempo que mi corazón vuelve a latir con normalidad. Se olvida el asunto. Los días transcurren en armonía, paz y felicidad... Hasta que llega el día de desparasitarlo. El minino vomita. A ver si adivináis con qué lo limpiaron... ¡Exacto! Pero no pasa nada, porque luego lo tirarán.

        Termino tranquilamente de cenar y, cuando voy a lavar mi plato, veo que en el fregadero hay dos estropajos exactamente iguales. Se me enciende la lucecita y miro en el cubo de la basura. Nada. Miro detrás. Nada. Rebusco de nuevo en la basura. NADA. ¿Y si el primer día de la meada no lo hubiera visto cómo la limpiaba...?¡P**o assssssccccco! ¡La de mierda que me habré "comido" sin tener ni idea! De no haber sido por miedo a que lo limpiara con el estropajo, hubiera vomitado, como el gato. Llevo quince días sin lavar absolutamente nada a mano. ¡Nuca máis!

          Hace unos meses, en casa de una amiga, también me disponía a lavar las cosas del desayuno... En un bote al lado del fregadero hay dos o tres trapos mojados bastante asquerosillos, un trozo de esponja con la misma pinta y un cepillito con mango muy práctico y sobre todo, muy limpio. La elección está clara...

- ¡¡¡¡DEJA ESO!!!!
- ¿¿...??  O_o
- ¡¡¡Déjalo!!! NUNCA laves NADA: mételo todo en el lavavajillas.
- ¿Qué pasa?
- Que con eso estuve yo lavando mis cosas durante dos semanas, ¡hasta que un día descubrí que la casera lo usa para limpiar el comedero del perro!

        ¡Lo que me pude haber reído! La estuve puteando unos cuantos días... No sé si existe la Justicia Divina, pero lo cierto es que mi castigo ha llegado.

Nota al margen: ¿Qué me voy a llevar de Inglaterra? Experiencia... Un inglés decente... Un currículum mejor... Nuevas amistades... ¡Chorradas! Lo que de verdad, de verdad, de verdad de la buena me voy a llevar es un sistema inmune  in-me-jo-ra-ble.

2 comentarios:

  1. Si vieras la cara del dependiente cuando en mi primer día en uk me lleve cinco botellas de lejía para limpiar la casa.....y más que flipo cuando a los dos días me lleve otras dos. Debe pensar que soy una neurótica. En mi casa en alemania una bolsa de aspiradora me dura meses, aquí voy a bolsa cada dos semanas, es increíble la mierda oculta que tiene la moqueta, debe estar saliendo mierda de la época de Napoleón por que no me lo explico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar

Vamos, ¡puedes opinar! ;)