martes, 9 de julio de 2013

La vuelta a casa

              Estas fueron mis primeras vacaciones como emigrante, acabo de volver de casa. Fue genial estar de vuelta en "mi sitio" con mi gente y con mis cosas, donde todo y todos son conocidos. De momento nunca he sentido morriña ni me recome la nostalgia estando en Inglaterra, sin embargo, al volver hay cosas que sentí de forma diferente; cosas a las que nunca había prestado demasiada atención y ahora, de forma inconsciente, como que les he hecho más caso.
* La luz. Nunca antes me había fijado (porque no tenía con qué comparar), pero en España hay una luminosidad que aquí no tenemos ni en días totalmente despejados. Será una chorrada, pero diría que el Sol allá brilla más. No sé si los rayos de sol caen más perpendiculares o qué pasa, pero la diferencia se nota.
* El paisaje. Tampoco había pensado antes sobre nuestros paisajes, con sus montañas y valles donde se entremezclan los bosques con terrenos cultivados. Las llanuras (comparadas con lo que tenemos en Galicia; a alguien de la Meseta le parecerán de coña, claro) y extensiones de pradera hasta el horizonte que hay en esta zona resultan de lo más aburrido.
* La enorme cantidad de ríos de verdad que tenemos (al menos en Coruña). Ríos con profundidad suficiente para bañarse. Cierto que no tenemos los lagos que ellos tienen, pero total no se permite el baño, así que...
* Mi casa (de mis padres, en realidad). Me pareció enorme, realmente lo es, pero nunca había sido tan consciente de ello. Me encantó ver el suelo desnudo y limpio, poder andar calzada por toda la casa.
* Me moló ver las casas pintadas de diferentes colores y con distintas formas. Ojo, que aquí las hay que me gustan mucho, como las encaladas de blanco y con el techo de paja, pero las de ladrillo a la vista me parecen todas iguales y "sin acabar". Esta gente lo compensa poniendo flores por todas partes y la verdad es que les quedan muy chulas, pero bueno... me siguen pareciendo todas iguales.
* Mi pueblo: lo sentí MÍO, "de mi propiedad". Las fincas, los caminos, los árboles...  ¡hasta la gente! Eso no quita que me diera cuenta de que si volviera, a las dos o tres semanas estaría mortalmente aburrida de nuevo y con prácticamente cero posibilidades de encontrar un trabajo.
* Los animales: me encantó cuidarlos y estar de nuevo con ellos, que las vacas aún me reconocieran. Que las ternerillas que cuando me fui estaban mamando son ahora hermosas novillas, fuertes y sanas.
            Aparte de todo esto, también me gustaron todas las obviedades:
- Estar con mi novio (Quisiera tenerlo aquí!!!)
- Quedar con familia y amigos.
- Hablar con todos los vecinos.
- Poder compartir con ellos todo lo que estoy viviendo, contárselo en persona. Chistes, anécdotas, curiosidades. Contarles mi día a día.
- Ir a las verbenas de verano a bailar.
- La fiesta del Patrón.
- El calor. (Que conste que este año el tiempo en invierno fue mejor aquí que en Galicia, por lo que me dijo mi madre, que estuvo lloviendo hasta hace poco más de dos semanas. Aquí días de lluvia, lluvia, lo que en Coruña se dice LLUVIA, no ha habido ninguno. Llover, llover, llovió tres días, algo así como tres horas al día, y fue lluvia sin viento. El resto de veces que los ingleses decían que el tiempo era "miserable" porque "llovía", realmente lo que había era calabobos/niebla algo más cargada de humedad. Miserable, miserable... ¡vente a la Costa da Morte un día de invierno y vas a ver lo que es MISERABLE! Que en Coruña cuando hay temporal parece el Apocalipsis: diluvia varios días seguidos y normalmente hace un viento que parece que se va a llevar el tejado volando, de hecho el de alguna cuadra siempre se lo lleva).
- Ir a la playa (y quemarme las piernas)
- Que hubiera zapatos y sandalias bonitas en las zapaterías. ¡De piel y no de plástico!
            En resumen, todo me pareció en general más bonito que como lo veía antes. Como contrapartida, al volver me encuentro con mai worst inglis...  ¿¿¿CÓMO ES POSIBLE QUE HAYA EMPEORADO TANTO EN POCO MÁS DE UNA SEMANA???

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vamos, ¡puedes opinar! ;)