domingo, 14 de julio de 2013

Día de playa en Lepe Country Park

         
Aunque no lo parezca, el agua estaba tibia. Ideal.
        Mirando en internet, veo que hay una previsión de 27-29 grados en los alrededores de Southampton: muy buena temperatura para darse un chapuzón. Así que voy a comprarme un protector solar y me preparo algo de comida para llevar. Destinos que barajo: Calshoot Castle y Lepe Country Park (paso de los destinos turísticos poque me agobian las muchedumbres y no quiero que me sableen en el parking). Al final me decido por el último porque en el primero ya había estado.

        ¿Carretera normal o autopista? Mmmm... Carretera: 56 km, pero es más lenta, autopista: 70 km, supuestamente más rápida... ¡JA! DOS HORAS tardé en llegar por autopista. Todo quisqui dirigiéndose al Sur, a las múltiples playas, mientras que a la vuelta, por carretera tardé una hora y diez minutos. Cuando al fin llego, a las dos de la tarde y achicharrada del coche, me meto directa en el agua, que, para mi sorpresa, ¡está genial! Tibia, mejor que en Galicia muchos días. Eso sí, está bastante asquerosilla de las algas, pero tengo tanta calor que me da igual.

Todos vestidos
 Bien tapaditos.
        Miro a mi alrededor y no hay apenas nadie bañándose. Los pocos que se bañan, lo hacen VESTIDOS. Toman el sol vestidos también, a pesar de los 28ºC, claro que luego a -5ºC salen en camiseta de tirantes y mini-mini-minifalda. En la playa tan tapados/as y luego van por la calle enseñando la puntilla del sujetador y el tanga... Que alguien me lo explique...

       Chapoteo como una hora en el agua y luego salgo para tumbarme al sol y secarme. Cuando estoy seca, recojo los bártulos y me voy a comer y luego, de exploración. Hay un paseo muy largo todo por el borde de la playa y por lo alto del acantilado. Hay mucha gente de picnic en la hierba, leyendo, jugando o simplemente paseando.

      
       Arriba, en el parque detrás de la playa, hay una camioneta con refrescos y helados, todo a 1,50 libras. La verdad es que los precios son muy razonables, incluso el parking: 3,50 por cuatro horas o 5 libras por todo el día. Me dirijo al coche con intención de ir a otro sitio y seguir explorando. En la desembocadura del riachuelo hay niños jugando al borde del agua.

     
       Apenas unos metros más arriba hay caballos (es parque nacional) que se te acercan buscando una caricia.

Esto no lo tienes en Portsmouth o cualquiera de las otras playas de masas.
        La única lástima es que me quede tan lejos.
         

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vamos, ¡puedes opinar! ;)