sábado, 1 de junio de 2013

"Simpatía" británica

            Este país sería la repera si en él no abundaran tanto los hijos de la Gran... @$%&#*  Bretaña.

           Batallita al canto: Resulta que al mudarme de casa, mi número de la Seguridad Social inglesa supuestamente ya estaba en camino, pero no estaba totalmente segura de a cuál dirección me lo iban a enviar. Así que le digo a la casera, que si recibe alguna carta para mí, por favor me la guarde que en cuanto me avise vendré a recogerla... Vale, pues en vista de que no la recibo en la dirección nueva (a pesar de haber llamado al Job Center para avisarles del cambio), me imagino que estará en la otra casa.

           La casera me dice que sí y que me la envía.
- Bueno, estaba pensando en hacerte una visita, así de paso ya la recojo.
- El sábado trabajo y el domingo no estoy.
- Oh! Una pena, me apetecía verte.
- Te envío la carta, si vuelvo a recibir alguna más la devolveré al remitente. Por favor asegúrate de que tienen tu nueva dirección. Gracias!

          ¡De nada! Yo de buen rollo, que de verdad me apetecía verla ¡y me sale con éstas! Tranquila, no te estreses y devuélvela. No te vayas a herniar por avisarme... ¿De verdad es para tanto como para pillarte ese rebote? Cara de gilipollas se me quedó. Cada día flipo más con esta gente (no toda, pero bastante), de lo anormales que son!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vamos, ¡puedes opinar! ;)