lunes, 6 de mayo de 2013

Marlborough (no el del tabaco). Más anécdotas.

        Primavera por fin. Hoy ha hecho un agradable día soleado y había que aprovecharlo. Salí de casa a eso de las cuatro de la tarde, después de pasarme la mañana vagueando, y me dirigí hacia el norte, a Marlborough. ¡Por fin empieza a verse algo de vida y de verde! Y la gente sale en manadas a hacer picnics y a repantingarse en la hierba.

           

         De camino, veo una iglesia casi al borde de la carretera y, como de costumbre, me paro con la intención de ir a echar un vistazo. Hay un letrerito que pone "Private"... ¡¿Pero cómo va a ser privado el cementerio/terrenos de la iglesia!?- Me pregunto, así que, como harían las viejas de mi aldea, directamente lo ignoro. En seguida sale una señora de la casa de al lado. "Excuseme, can I help you?" "... "No thanks, I was just wondering if the church would be open" "It's a house, actually"  ¿¿Una casa?? "Sí, es mía!. ¿Te gustaría verla? Ni lo dudé, cuando quise darme cuenta, mi cabeza estaba asintiendo enérgicamente. 

         La iglesia (preciosa, como la mayoría de las de aquí) había sido reconvertida en vivienda casi de lujo... La señora me mostró la megacocina y el salón, en la torre de la iglesia, con una vidriera enorme  que ocupaba toda una pared, vigas y suelos de madera, antigüedades en las paredes... Precioso. Resulta que la habían comprado hacía más de 30 años... y cuando sus hijos aún eran pequeños, la habían aprovechado para hacer Bed&Breakfast. Ahora alquilaban habitaciones por estancias más o menos largas. Curioso cuando menos, vivir rodeada de tumbas. No tengo fotos porque sería demasiada jeta...

            De Marlborough, tan sólo aclarar que no fui a comprar tabaco ni a buscar al vaquero. Me gustó. Pueblecito pequeño y con encanto.

´Calle principal



Las terrazas estaban llenitas de gente con sus cervezas.
        
     Supuestamente esta iglesia es por dentro un mercadillo con distintas tiendas de regalos y de artesanía pero, al ser domingo, estaba cerrada. Habrá que volver un día entre semana.


Iglesia/mercadillo.
El sitio rebosaba paz y tranquilidad.
         
Metiéndome por los callejones perpendiculares...



... me encontré con casitas enanas, de ésas que son todo recovecos, muy parecidas a las de ciertas zonas de España:






P.D.: ¿Véis por qué, a pesar de todo lo dicho en el post anterior, el país me gusta?
P.P.D.: También reconozco el par de ovarios (y falta de prejuicios) de la señora propietaria de la iglesia, porque ¿quién metería a un perfecto desconocido (que acaba de entrar en su propiedad, para más inri) en su casa para enseñársela? Yo sería la primera en NO hacerlo.  Así que, a pesar de lo comentado en el post anterior, también podéis ver que hay ingleses muy majos (claro que también los hay gañanes a morir, eh?)

          Hora de dormir, así que otro día, más y mejor (se intentará) Chaoooooooo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vamos, ¡puedes opinar! ;)