domingo, 17 de febrero de 2013

Referral letters

         En España lo de las cartas de recomendación nos suena como algo de un pasado que preferimos no recordar... Algo que desprende así un tufillo rancio y que nos recuerda a los tiempos de ese señor bajito, con bigote y voz aflautada. Pues parece que en Europe, que se las dan tan de "progres", esto sigue a la orden del día, las referral letters de marras.

         Para una oferta de trabajo que ví hace unas semanas te pedían datos de contacto de tus tres últimos jefes para pedirles referencias... ¡Guay! En mi caso, ninguno de los tres sabe nada de inglés, y casi mejor, porque el primero era (y sigue siendo) un maleducado que contesta todo tipo de borderías por teléfono hasta a los propios clientes, cuando no les cuelga directamente... Ya me lo estoy imaginando con su mala hostia crónica, aderezada con el estrés de andar aguantando gilipollas todo el día, atendiendo la llamada de un guiri tocapelotas al que no entiende cuando le habla... ¡¡Miedito me da!! jajaja  Los dos siguientes son "normales", pero de inglés ni una palabra tampoco.

        Supuestamente a las vacantes podía optar cualquiera, no sólo británicos. Y me quedo pensando que asumir que fuera de tu país todos dominen tu idioma... ¡es mucho asumir! Además... ¿qué narices te van a decir? Porque si yo supongo que no me van a dejar muy bien, pues te doy el teléfono de cualquiera de los demás socios/jefes en vez del suyo. Resumiendo: ¿¿¿eso sirve realmente para algo??? (aparte de para demostrarme que nuestros complejos derivados de la dictadura al menos tienen una utilidad: nos mantienen lejos de tanta estupidez y parafernalia)  Creo que nos creemos bastante más atrasados de lo que realmente somos; nos están vendiendo la moto y estamos picando. Comparativamente hay países bastante peores, con una mentalidad para según qué cosas aún muy cerrada. No sé, me da que su modernidad es sólo aparente... pero no tienen el 26% de paro... Así que, con todo y eso, ¡allá vamos!

4 comentarios:

  1. Pero por ejemplo en UK no te piden fecha de nacimiento, ni estado civil ni foto en tu cv.

    No te ponen reparos a la hora de contratarte teniendo ya tus 45 años, por ejemplo.

    Y un largo etcétera. Nada que ver con nuestra querida España. Te lo digo.

    ResponderEliminar
  2. Sólo me han hecho una entrevista y DESDE LUEGO QUE SÍ me han preguntado la fecha de nacimiento. Con respecto a lo del estado civil, me han preguntado expresamente qué pensaba hacer con mi familia si aceptaba su oferta de empleo y me iba para allá... "Usea-sé": ¿Estás casada/tienes hijos? Preguntado en un roundabout way, of course!, que suena mucho más políticamente correcto. Pero que si no te chupas el dedo y lees entre líneas, ves perfectamente que es lo mismito que te preguntan aquí.

    En el modelo de currículum de allá no se mete foto, pero luego bien que me hicieron la entrevista por Skype específicamente para verme las pintas. Se me fue la cobertura del módem a mitad de entrevista y me llamaron al móvil: "Now that WE HAVE SEEN YOU, we can continue on the phone if you have no problem." Textualmente me lo dijo la señora, así que viene siendo lo mismo que si pidieran foto. Y no voy a trabajar de cara al público, eh?

    Acepté su oferta, obviamente, porque las condiciones no estaban mal... Con todo tampoco pagan tantísimo, eh? Menos que en mi primer trabajo en España, de hecho (cierto que entonces cobraba MUY bien). Claro que los curros bien pagados en nuestro país se han acabado para una laaaarga temporada. Además ganaré otras cosas, como independencia, por ejemplo. Pero bueno... que tampoco es para decir que España es lo puñetero peor y fuera todo es estupedísimo...

    ResponderEliminar
  3. Al final creo que en el extranjero hay de todo también, aquello no es la panacea. Tampoco puedo hablar porque no estoy fuera, sólo puedo decir que la gente que conozco de mi sector (informática) que esta ahora trabajando fuera de españa estan bastante encantados y que nada que ver con lo que han vivido aqui...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo poco que yo he visto/estoy viendo hasta ahora, es que los contratos que te hacen actualmente no son para tirar cohetes precisamente... Pero siempre es mejor un contrato así-así que ninguno en absoluto. Los tiempos en que se ganaba una pasta haciendo "lo que fuera" se han terminado, me temo.

      Ahorrar lo que se pueda, aprender todo lo posible y disfrutar de la experiencia, no hay más.

      Eliminar

Vamos, ¡puedes opinar! ;)