martes, 26 de febrero de 2013

Los tiempos cambian

          Haciendo las maletas llega mi padre con una baraja nueva...

- Mira, la tengo sin estrenar.
- Da igual, no me la voy a llevar.
- ¿¿No te la vas a llevar??  ¿...?
- No
- O_o  ¿Estás segura?

         Me pone cara de flipe absoluto... En su cabeza no cabe irse sol@ a otro país y no llevar baraja. ¿Cómo vas a pasar los ratos muertos? En sus tiempos mozos internet no era ni siquiera ciencia-ficción. Ahora en lo primero que pensamos es en pillar un módem o ver dónde podemos conectarnos a una red wifi... Y aunque no tengamos internet, sí tenemos el ordenador atestado de todo tipo de chorradas con las que entretenernos. ¿Para qué voy a querer una baraja si tengo un portátil llenito de todo tipo de cosas? Además ellos cuando salieron tampoco controlaban el idioma, así que la televisión no era una opción.
Afortunadamente todo eso ha cambiado. ¡¡Bendito internet!!

3 comentarios:

  1. Hola Arabella,

    Dejaste un comentario en la última entrada de mi blog?

    Es que en el blog no sale, pero lo he recibido en la segunda dirección de correo electrónico (no en la principal del blog) y como correo no deseado. Ya lo leí. Gracias.

    Que cosa más rara no?

    Te dio problemas al enviarlo? no chekeaste si había salido en el blog?

    ResponderEliminar
  2. Pues no lo sé, la verdad... No me fijé.

    ResponderEliminar
  3. Míralo ahora (tu comentario NO existe en mi blog) :-O

    ResponderEliminar

Vamos, ¡puedes opinar! ;)