miércoles, 30 de enero de 2013

Thirteen years later...

... will I need you again?


Time will tell... y espero que lo diga pronto porque me estoy quedando sin uñas!!!!

lunes, 21 de enero de 2013

Ridículos de querer morirte.

         No suelo hacer el ridículo casi nunca, ahora bien..., cuando lo hago, es MEMORABLE. Hoy ha sido una de esas veces. Tuve consulta con el dentista, larguilla además. Cuando termina de antenderme, levanta el respaldo del sillón y nos ponemos a hablar de lo que me ha hecho y de lo que queda aún por hacer... Todo me ha quedado claro, así que me levanto... Él se queda hablando con sus ayudantes y mirándome así un poco en plan... Ya puedes largarte que tenemos que pasar a otro paciente... Y yo... Si yo también quiero que cortes la cháchara, pero me falta algo... Siguen sonriéndome y hablándome, pero no se me quita esa sensación de que quieren que me las pire... Empiezo a ponerme nerviosa. Siguen sonriéndome de forma poco natural, claramente incómodos, pero no me dan lo que quiero...

- ¡¡Dame las gafas!!- Exigo de forma bastante un tanto brusca.
Todos: - ¿¿¡¡!!?? ¡¡Las llevas puestas!! ¡Ya te las he dado!
- ...

       Me toco la cara, doy media vuelta y me largo pálida y enmudecida de vergüenza. Cierro la puerta... y escucho cuatro sonoras carcajadas. Estoy planteándome cambiar de dentista.

       El otro momento antológico fue en la universidad. Tenía una compañera que tomaba unos apuntes cojonudos y, un día repasando los míos veo que me faltan bastantes cosas, así que decido pedirle los suyos para poder completarlos. Me levanto de mi escritorio pensando: Tengo que llamar a su puerta bien fuerte, que fijo que está con la música a todo trapo y no se entera. Llego a la puerta... PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS...

- ¡¡¡¡Arabella...!!!!- Exclama mi compañera de habitación, con cara de loca total...
- ¿Queeeee?
- ¿¿¿ Qué haces??? - Se le van a salir los ojos de las órbitas. ¡Qué tía mas rara me ha tocado...!, pienso
-¿...?
Al fin, caigo de la burra: Estoy llamando como una posesa a MI puerta, desde DENTRO, y mirándola fijamente, esperando que alguien me abra...

          Me pregunto si la rarita de mi compañera me habrá puesto droga en el ColaCao para que se me vaya la pinza de esta manera... La tía sigue mirándome ojiplática, flipando en todos los colores del espectro visible y parte del invisible. No es para menos... ¡Ojalá pudiera esfumarme! Porque lo de doparla para que olvide lo que acaba de pasar sería demasiado complicado..., o no... ¿?

         Aunque por lo que acabo de contar no lo parezca, soy una persona totalmente cuerda y muy racional... ¡JA!

sábado, 19 de enero de 2013

viernes, 18 de enero de 2013

Los sueños, sueños son.

           Soy peculiar para los sueños, porque me pasan (a veces) dos cosas curiosas. Una es la seguridad de que al día siguiente voy a recordar lo soñado, y de hecho lo recuerdo. Como digo, es una certeza, no un deseo. Me sucedía sobre todo en la carrera, cuando estudiaba de noche en verano. Me pasaba la tarde y buena parte de la noche totalmente concentrada en la(s) asignatura(s) que estuviese preparando y, al acostarme, me metía en cama no sólo para dormir, sino sobre todo para desconectar y relajarme. Justo antes de dormirme era como si me viniese un fogonazo de información: Arabella, esta noche vas a soñar, a ver qué rallada será.

        Era como si me invitasen al cine, a una sesión sorpresa, con la ventaja de que yo era la prota de la película. Me acostaba predispuesta a ello, a disfrutar de lo que mi cabeza me regalara. Ocio gratuito, jaja.

        Alguna mente calenturienta estará haciendo un apunte mental de que hay otra forma mejor de ocio gratuito en la cama..., pero para eso se necesita compañía, algo de lo que yo no disponía. ¡Qué le vamos a hacer!

       La otra cosa curiosa que a veces me pasa es que soy plenamente consciente de que estoy soñando, aunque tampoco me puedo despertar. De niña dormía con una tía-abuela y, cuando tenía alguna pesadilla, le decía: Despiértame, tía, despiértame! Otras veces quería decirlo, pero sólo podía pensarlo, incapaz de moverme o de articular palabra. Un sueño que se me repetía mucho era que estaba yo sola delante de nuestra antigua casa y se me acercaba sigilosamente un lobo que no sé de dónde salía... Me quedaba parada (no me daba tiempo de escapar) y cerraba los ojos, consciente de que cuando el lobo me "alcanzara" me despertaría... Y es que tiene razón Amenábar: la forma infalible de despertarse de un sueño es la muerte inminente... ABRE LOS OJOS

martes, 8 de enero de 2013

¿Sabías que el pito tiene piel?

          No sé qué me pasa, pero tengo algo que hace que la gente me cuente intimidades que prefiriría no saber. Ésta en concreto vino de una señora de alrededor de 50, casada de toda la vida con el perfecto ejemplar de MM (MachitoMachote), subgénero MachistaMisógino, para más inri. Me soltó su "gran descubrimiento" en plan instructivo, puesto que quien les escribe era por entonces una jovenzuela de ventipocos.

- ¿Sabías que el pito tiene piel?- me dice en tono conspirador.
- O_o  ¿Cómo "piel"?
- Sí, piel que le recubre la punta.

         Me pregunto qué he hecho yo para merecer esto. ¿Por qué demonios tengo que sufrir esta vergüenza ajena? Mi cara debe de ser un poema mientras pienso qué contestar para salir del paso. Como ve que no contesto (me he quedado sin habla), prosigue:

- Entré a la habitación por accidente mientras se estaba vistiendo y ¡se lo ví!

        La mujer está emocionada. Yo, por mi parte, sigo en estado catatónico. Información demasiado heavy que procesar... ¿¿¡Es realmente posible que esta mujer, después de 30 años de casada, haya tenido que esperar a verle la minga en estado de reposo a su marido "por accidente"!?? Millones de preguntas se agolpan en mi mente mientras el flipe más absoluto me invade. ¿¿Nunca jamás se ha levantado juguetona y ha despertado al pajarito mientras su dueño aún dormía, good morning?? Probablemente no, claro. Si MachitoMachote no deja que se lo vea, mucho menos que se lo toque... ¿Nunca, nunca, nunca...? ¿Jamás de los jamases se han duchado juntos? (Más adelante descubriría que no, aunque eso da para otra entrada) ¿Acaso MM se pone el gayumbo a la velocidad del rayo nada más terminar de hacer el amor? ¿Ni siquiera de novios se han quedado desnudos acariciándose y jugando?  ¿Sabe siquiera esta gente que existen los pre y postliminares? Obviamente NO. ¡Triste vida!

- Cariño, abre las piernas y cierra los ojos. - Como si lo viera...

        Pero..., pero..., pero... ¡Pero si está con el perfecto ejemplar de MachitoMachote...!, que estuvo con montones de jovenzuelas de pocas luces en sus años mozos, como él mismo se encarga de recordar a todos en cuanto tiene oportunidad, preferentemente cuando su señora está delante! Vale, sabemos que estuvo con montooooones de tías, pero... ¿qué hicieron exactamente? Porque si con más de 50 y luego de dos hijos, aún le da vergüenza que SU mujer le vea la minga, siendo un chavalín inexperto, ya me contarás... De repente caigo en la cuenta de que pertenece al subgénero MachistaMisógino y todo encaja. Ningún hombre normal, mentalmente sano y sin traumas del pasado arrastra esa necesidad enfermiza de reafirmar su virilidad ante el sexo opuesto mostrando desprecio en cada frase (especialmente refiriéndose a mujeres que sí disfrutan de su sexualidad con total naturalidad, sin vergüenzas ni tabúes) Por alguna extraña razón LE INTIMIDAN. Tanto que su propia mujer ha tenido que verle el soldadito por casualidad.

     

viernes, 4 de enero de 2013

Un año por estos lares

          Ése es el tiempo que llevo en blogger. Empecé por aburrimiento más que por otra cosa, para entretenerme y sin ninguna pretensión ni expectativa de nada, más allá de proporcionarme una forma de desconectar de esta monotonía que es la vida del desempleado. Algunas de las cosas que he ganado:
  • Entretenimiento y algo en lo que ocupar la neurona. De repente me veía pensando sobre lo que podría escribir y cuáles de entre todas las fotos tontas que saco iban a "ilustrar" qué entradas. Ha sido una forma de manterme despierta e interesada por lo que me rodea, de no hundirme completamente en el más absoluto aburrimiento.
  • Ilusión. Aunque sea de lo más infantil,  sí que hace ilusión mirar cada pocos días las visitas que has tenido y ver que alguien se ha molestado en leer lo que has escrito. Lo cierto es que no me imaginaba que esta dull life pudiera interesar a nadie y mucho menos escribiendo como y sobre lo que escribo... No es que haya tenido miles de visitas, sin embargo hay unas pocas personas que se pasan regularmente a leer lo que voy publicando. No sé quienes sois pero sí desde donde me leéis: uno/a de los primeros/as desde Alemania, otros dos desde EEUU, UK, España... Aprovecho para pedir algún comentario, ya que siento MUCHA curiosidad por saber algo más de vosotros, jejejej y también para daros las gracias porque, aunque haya sido desde el anonimato, habéis hecho que me sintiera "acompañada".
  • Conocimientos. Por curiosidad también he estado leyendo blogs de aquí y allá y eso me ha llevado a aprender cosas de lo más variopinto sobre otras culturas y países, especialmente China y Korea, sobre los que he indagado bastante.
  • All this reading has significantly enriched my English. No he dejado de leer blogs en inglés, lo que ha enriquecido considerablemente mi vocabulario. Aprendes de la forma más divertida y amena.
                
               Aparte de todo esto, ha sido interesante aprender un poco más de este mundillo de los blogs y ver los movimientos que a veces se hacen desde ciertos sitios para atraer tráfico a páginas poco seguras... O cómo en un principio blogs amenos y divertidos se covierten en todo lo contrario cuando el blogger empieza a ir de estrellita y sólo busca sacar pasta de su página, escribe mucho post con títulos llamativos, pero que luego carecen de profundidad.

            También me ha sorprendido sobremanera lo que la gente busca en google... y por casualidad vienen a parar aquí! Contra todo pronóstico, las puertas de cartón son lo que más visitas atraen ¡Quién lo diría! Supongo que no todo van a ser actores y actrices buenorros, no? La gente tiene intereses variados/se aburre mucho (¡y tanto!)
             
            Por todo esto me ha encantado este año con vosotros en este acogedor rinconcito. Besos y ¡que vengan muchos más!