lunes, 17 de diciembre de 2012

Visto en un cementerio

          Cuando vi esto no pude evitar fotografiarlo... Puritito terror que da, y más que debía darle a la gente de principios del siglo pasado, cuando la ingnorancia era el perfecto caldo de cultivo para las supersticciones y el miedo...
 


Año de 1902.
El término del cuerpo es el que veis,
el del alma, según obréis.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vamos, ¡puedes opinar! ;)