jueves, 23 de agosto de 2012

El cambio de Radio Nacional

          ¿Alguien más opina que Radio Nacional se ha convertido en una porquería? Desde hace un mes y pico  pienso que se ha degradado de una forma que ya no es ni la sombra de lo que era. Se acabó aquello de informar para todos, explicando y analizando las noticias en vez de simplemente dar titulares que no se entienden... Y estoy pensando sobre todo en las noticias económicas y financieras. Si no te explican un poco el tema, es como si no te dijesen nada, porque la mayoría de la población no entendemos esos términos tan específicos.

          ¿Habéis oído o leído hoy la noticia de que van a aprobar por decreto una ley para dejar caer a los bancos no rentables o que pudieran no serlo en un momento dado? Bien, pues al parecer, van a perder dinero los accionistas y los acreedores... La pregunta es: ¿QUIENES SON LOS ACREEDORES? Nadie explica en ningún sitio quienes son; ¿un tipo de accionista? ¿uno que tiene las temidas preferentes? ¿uno que ha invertido en un fondo de inversión? ¿el que tiene un plan de pensiones? ¿cualquiera que tenga una cuenta allí? ¿?¿?¿?  No he encontrado la respuesta en NINGÚN SITIO. Antes solían analizarlo en "Asuntos Propios", el programa de Toni Garrido, o en el de las mañanas, de Juan Ramón Lucas. Ahora, en cambio ponen musiquita... ¡¡¡Será por cadenas que pongan música!!! ¿Se paga con el dinero de todos algo que ya no sirve para nada? ¿Cuál es la función de la radio de todos si no es informar para todos?

        ¿De qué sirve dar una noticia que no se entiende? Es como hablar para el aire. Leer titulares lo puede hacer cualquiera. Los periodistas deberían estar para hacer esa "información" comprensible, de modo que sí informe. Deberían analizarla, desmenuzarla y desentrañar las implicaciones de las cosas. Sé que no pueden saber de todos los temas en profundidad, pero sí podrían tener gente que sí supiera de sus respectivas especialidades y que transmitiera parte de esos conocimientos de forma comprensible para el ciudadano de a pie. La información (la buena) sólo está al alcance de unos pocos hoy en día.

        Hay más cadenas que sí "explican" lo que sucede, pero son unas explicaciones y opiniones sesgadas no... lo siguiente! No quieren que el oyente entienda las cosas, así que no le dan la información que necesita para formarse su propia idea/opinión de las mismas. No quieren oyentes informados, porque eso implicaría ciudadanos/votantes críticos. La información debería ser objetiva, y en la mayoría de las cadenas es justamente lo contrario. Yo no escucho la radio para oír las opiniones de nadie, sino para recolectar información que me permita formarme la mía.

        Podéis decir que hay cadenas de uno y otro color y que pillando un poquito de cada, acercarme a la verdad... Pues no, juntando y contrastando basura con basura obtienes...  más basura. ¿Obvio, verdad? Hoy, mientras al parecer decidían si dejar caer a los bancos no rentables (y a sus accionistas y misteriosos acreedores), rallaban con los colegios masculinos y colegios femeninos. ¿¡¿Qué interés  tiene eso en un momento tan negro?!? Somos un país de pandereta...! ¿Nadie se da cuenta de que se ríen en nuestras narices?

        Antigua Radio Nacional, ¡te echo de menos!

NOTA AL MARGEN: ¿Despedirían a la gente de antes porque realmente sus nóminas eran "inasumibles" o para silenciarles y que la ciudadanía estuviésemos a oscuras mientras los gobernantes juegan con nuestro país, dinero y futuro? Nos entretienen con tonterías mientras ellos cortan el bacalao.

jueves, 9 de agosto de 2012

Alivio, básicamente




               Entre las responsabilidades de mi nuevo curro está repartir el trabajo de los clínicos: decidir quién hace qué y dónde. Mandar a cada uno a una zona e irles pasando los avisos que vayan habiendo. Pues hoy ha sido el típico día de no parar, con varias cirujías, partos complicados, clientes muy desperdigados, bichos que pronto se convertirán en cadáveres... Y yo lo único que sentía era un enooooorrrrrrmmme alivio por no estar en su lugar, como ya estuve, por no tener que comerme todos esos marrones. Alivio por verlo al menos una vez desde fuera. Y pena/compasión también por ellos porque no hace mucho esa situación era mi pan de cada día.

           En efecto, a pesar de llevar tanto parada, nunca me he arrepentido ni un poquito de dejar la práctica clínica atrás. Es más, viéndolo desde ahora, me parece increíble haber aguantado tanto en un curro que detestaba con toda mi alma. Probablemente el propio estrés no me dejaba darme cuenta de lo al límite que estaba. No tenía ni tiempo para pensar con claridad en cómo me sentía, simplemente ponía el cerebro en "automático" y tiraba para adelante, con lo que el día echara.

           La gente me pone cara como de pena por no trabajar "de lo mío"... Y me doy cuenta de que es imposible hacerse una idea de cómo es "lo mío" si no lo has vivido. Vivir tan sólo por y para el trabajo, trabajo que consiste en comerse un tremendo marronazo tras otro, en donde puedes cagarla bien cagada y que un animal la palme. Donde todas las cafradas que hagas son única y exclusivamente tu responsabilidad. Donde el 90% del tiempo andas estresado/enfadado y pasándolo mal. Donde pesa más la mierda que llevas encima que tú mism@...  Donde abundan los golpes y patadas.

          La expresión que la gente pone inmediatamente después es de incredulidad/confusión ante el hecho de que yo no manifieste el menor signo de pena/resignación, más bien todo lo contrario! Como siempre, las opiniones de los demás me la soplan, yo estoy inmensamente más feliz y ya está. A mí dame tienda y quédate tú con la clínica de campo. Lo único que lamento es que la sustitución no sea más larga para aprender más de contabilidad (y para ahorrar más también, claro)

viernes, 3 de agosto de 2012

Quien me da un hueso...

... no quiere que yo me muera.- Solía decir mi abuela

        Empiezo mañana (hoy ya) una sustitución de un mes por alrededor de 800 euros. Una miseria. Lo sé! Pero menos es nada, así que parafraseo lo que sabiamente decía mi abuela: Quen me dá un óso non quere que eu morra. Aunque es una porquería tampoco está la cosa para ponerse melindros@ y andar escogiendo, hay lo que hay y punto. O lo tomas o lo dejas. Así que sólo queda aprovecharlo y dar las gracias