miércoles, 1 de febrero de 2012

De dónde vienen los refranes

        Getting ready  for CAE. Hoy le ha tocado el turno a algunas expresiones y frases hechas. Aunque suenan totalmente distinto, la idea es prácticamente la misma en inglés y gallego para algunas de ellas:

* THE EARLY BIRD CATCHES DE WORM = Raposo que moito dorme, galiña gorda nunca come;  es decir, que si no te espabilas alguien te quitará lo que tú quieres.

       Y hay otras para las que estoy convencidísima que tiene que haber una story or tale que las aclare y les dé sentido:

* TO SMELL A RAT= Chéirame a can...  (me huele a perro, a los ingleses a rata) para expresar que hay algo que nos parece sospechoso, o que nos olemos que intentan engañarnos.

        En Galicia se usa mucho la expresión de "chéirame a can" o incluso "galiñas serán, chéirame a can" Y la inmensa mayoría de la gente que la usa no sabe de dónde viene. Pues de un cuento que los viejos contaban a los niños y que a mí de pequeña también me contaban:

        Éste es un hombre que tenía la casa un poco apartada de las demás, casi en la linde justo del bosque. Y un día al atardecer, cuando iba a recoger las gallinas, se despistó pensando en sus cosas y no cerró bien la puerta del gallinero, de tal modo que el gallo más apuesto y altanero se le escapó, y se le metió por un camino del monte a escarbar en busca de lombrices, cucarachas, gusanos y otras exquisiteces que sólo podía encontrar explorando territorio inexplorado. Lo que ocurre es que no sólo él andaba buscando alimento. De hecho, Pedro, el zorro se ocupaba en los mismos menesteres en esos momentos y al ver a Kirico se le iluminaron los ojos... Se paró en seco y, muy despacito, caminando de puntillas, se colocó al borde del camino, oculto por unos matorrales. Observando atentamente eligió el momento en que Kirico parecía estar más concentrado y... ¡ZAS!, de un salto ya lo tenía pillado por el pescuezo y se disponía a llevárselo a su madriguera.
      
        Suerte que pasaba Manuel, que volvía de recoger un poco de leña para calentarse y, al ver que el zorro tenía a su gallo, le dice:
- Pedro, Pedro... Has pillado a mi gallo, ¿no te das cuenta que así dejaré de tener nuevas gallinas? Sin gallo que las cubra, sus huevos jamás eclosionarán y así habrá menos gallinas tanto para ti como para mí. ¡Pan para hoy y hambre para mañana!

      El zorro piensa el lo que le dice el hombre y le parece de una lógica aplastante. No obstante tampoco quiere dejar escapar un gallo tan gordo y tan grande.
- Mira, Manuel, lo siento por ti y por el ave, pero tengo a mi esposa parida en la madriguera y necesito llevarle comida para que pueda amamantar bien a nuestros hijos. Cuatro cachorros preciosos.
- ¡No te lo lleves, Pedro, te lo pido por favor! Que si tú me devuelves el gallo, yo mañana mismo al amanecer te traigo mis dos mejores gallinas. Te las suelto en este mismo camino y, si las atrapas, te las puedes quedar.
- ¿Y cómo sé yo que cumplirás el trato?
      Manuel escupe en la mano y le estrecha la pata.
- ¡Te doy mi palabra!- Se va a su casa pensando en el maldito zorro que no le da más que problemas y en cómo puede librarse de él de una vez por todas... Hasta que se le ocurre que su perra cabe perfectamente en el saco...

       A la mañana siguiente se levanta antes del alba y, con el saco a cuestas, va a encontrarse con el zorro, como habían acordado. Cuando llega ya está el zorro esperándole, pero se queda a una distancia prudencial.
- Mira, Pedro, ¡qué crestas más hermosas tienen! (enseñándole con los últimos rayos de Luna la punta de las orejas de la perra)
- Hummmm... Galiñas serán, ¡pero chéirame a can! - y se va como alma que lleva el diablo.


      La cuestión es: ¿por qué los ingleses huelen concretamente una rata? ¿Por qué no..., ¡qué sé yo! Un perro, un caballo, mierda... por poner algunos ejemplos? La expresión tiene que venir de alguna parte. Hay expresiones que sin una historia por atrás no tienen ningún sentido, la cuestión es conocerla! Como la de:

* SI DE ÉSTA SALGO Y NO MUERO, NO QUIERO MÁS BODAS AL CIELO (contada en Pedro de las Cien Mañas), para decir que si salgo del fregado en que me he metido, no volveré a meterme en una locura así ni "jarto" de vino!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vamos, ¡puedes opinar! ;)