viernes, 10 de noviembre de 2017

Hoy va de arte


Nada más llegar, dejamos a este guardián cuidando del coche...

¡y nos fuimos de safari!





         Buscábamos una barbacoa, pero las que había se salían ligeramente de nuestro presupuesto:





 ¿¿Puede haber una barbacoa más molona??


Que unos hayan nacido con tanto talento explica que a otros no nos haya tocado nada. 
       
También hay obras más serias y que hacen reflexionar:


Como el soldado.
O la joya de la corona: el Knife Angel, hecho con cuchillos retirados de las calles y cuyo objetivo es concienciar a la gente sobre el problema de los crímenes por arma blanca.





         Incluso la cafetería es una enorme galería de arte. 


   





A veces hay jazz y blues en vivo.

  Nos pasamos aquí casi tres horas, pero a la vuelta, allí seguían el dragón y el coche, esperándonos todos formales.



     Esto y muchísimo más, queridos amigos, es el British Ironworks Centre. La entrada es gratuita pero, como podéis ver, si traéis libras, en qué gastároslas no os va a faltar. Super recomendable.

     ¡Buen fin de semana!



domingo, 5 de noviembre de 2017

Desmontando mitos: el NHS

   El NHS (National Health Service), para quien no lo sepa, es uno de los grandes orgullos de los británicos, que afirman sin ruborizarse que el suyo es el mejor sistema sanitario del mundo. El mismo sistema sanitario que NO te envía una ambulancia a pesar de haberla pedido expresamente porque una persona se levanta un día por la mañana y, de repente, no ve nada. El mismo sistema sanitario que cuando solicitas una cita con el médico de cabecera, te atiende una enfermera, o que cuando pides que te manden a revisión con el ginecólogo te mandan a que una enfermera te haga una simple citología y vas que chutas. El mismo sistema sanitario al que hace unos días se le ocurrió esta feliz idea; alquilar habitaciones en casas particulares porque en los hospitales faltan camas. Ahora parece que se están desdiciendo, pero simplemente el hecho de que se les haya ocurrido algo así ya es para echarse a temblar. ¡¡Dios nos pille confesados!!

    ¿Qué está pasando, si el desempleo está en mínimos históricos? Que, al igual que en el resto de occidente, a pesar de que haya mucho trabajo, cada vez es de peor calidad. Peeeero, hay otros países cuyas economías están muchiiiiiiísimo peor, como la española, sin ir más lejos, y sin embargo el sistema sanitario está bastante mejor y tienes una ambulancia que te lleve a urgencias si realmente la necesitas, por ejemplo. Así que todas las excusas de que el empleo es cada vez más malo, que lo es, de que la economía no marcha tan bien como parece, que no lo hace, etc... son sólo eso: excusas. Lo que de verdad les falla a los británicos son las PRIORIDADES. Quien quiera ver lo que es la derecha, que se venga a Reino Unido. 

   Por eso este país está bien para venir a trabajar y a ahorrar, pero para quedarse a vivir... ¡miedito! 
      

martes, 31 de octubre de 2017

Cosas y sitios que me encuentro V


         A veces incluso algo tan simple como una piedra puede esconder un secreto sorprendente. Mirad lo que encontré hace unos días:


     Por los anillos, parece que se fue formando al ir depositándose capas alrededor de lo que tiene dentro, que al principio creí que era otra piedra, pero  parece barro o algo así. Se me cayó y se desprendió un trocito de la punta, así que piedra no es.


        Lo que me sorprende, aparte de que sea el Kinder Sorpresa de las piedras, es que materiales tan duros se compactasen tanto como para formar una roca alrededor de algo tan blando y que se deshace tan fácilmente como la parte de adentro. Igual dentro del trozo de "barro" hay algo más. (?) Me quedé totalmente fascinada creyendo que mi pequeño tesoro era algo especial y fuera de lo común, hasta que hoy en el mismo sitio he encontrado esto: 


      ¡Pues igual el que las piedras tengan otras piedras u otras cosas dentro no es algo tan extraordinario!


      




        Trajeron un camión de cantos rodados pequeños, de los que arrastra el río o del mar y, al pasarles tractores y camiones por encima, algunos se rompen y dejan al descubierto sus secretos. ¿Habíais visto algo así? Yo nunca y ahora, de repente, me encuentro cuatro de golpe... ¿Cómo de común será? 

   Si alguno habéis dado geología en COU y queréis compartir vuestros conocimientos sobre el tema, please, feel free! :-)

jueves, 19 de octubre de 2017

Desclasificado: Hack Green Secret Nuclear Bunker

     


    Si hace unos años llegan a decirme que iba a poder visitar un bunker antinuclear de la Guerra Fría, hubiese alucinado. Pero eso precisamente fue lo que hice hace unas semanas: bajar a un bunker secreto!! Secreto antes de que lo desclasificasen, se entiende. Ya no recuerdo ni cómo descubrí su existencia, pero me quedé con el nombre:  Hack Green y me propuse ir en algún momento. Echadle un ojo a la página web, que tiene información bastante interesante.

   Es una parte de la historia de este país sobre la que no se sabe demasiado todavía, quizá porque la Segunda Guerra Mundial sigue copándolo todo, porque realmente sucedió. En cambio la guerra fría fue el miedo crónico a lo que podía pasar pero nunca pasó. Aún así, por si acaso, el país trababa de estar preparado. Todo lo "preparado" que se podía estar ante un ataque nuclear, que no era mucho a pesar de los mejores esfuerzos. 

   Y es que aunque el común de la gente no era consciente, el país se estaba preparando para una posible Tercera Guerra Mundial, en la que se creía que se lanzarían masivos ataques con armas nucleares. Por ello se construyeron bunkers por todo el país, para intentar asegurarse de que al menos una pequeña parte de la civilización sobrevivía al subsiguiente invierno nuclear. Parece ser que cada council tenía uno, donde trabajaba gente del gobierno y militares en los más grandes, pero también una extensa red de voluntarios civiles locales: los Royal Observer Corps, que venían existiendo desde bastante antes de la guerra fría. Desde 1925, nada menos. Y su misión consistía inicialmente en la detección visual, identificación, seguimiento y reporte de aviones sobre Gran Bretaña. A medida que la guerra y la ciencia siguieron avanzando, también lo hicieron sus funciones y responsabilidades. Tienen el mérito de ser los primeros en diferenciar aviones propios de aviones enemigos, por ejemplo. El estudiar y reconocer por su silueta los distintos tipos de aviones era algo que ni siquiera el ejército estaba haciendo, por lo que, en los primeros años de la Segunda Guerra Mundial, muchos aviones aliados fueron abatidos por "fuego amigo". Podéis leer más sobre el tema aquí

     Más tarde se dedicaban a monitorear y predecir el tiempo atmosférico para, en caso de ataque poder preveer hacia dónde se iba a dirigir el fallout o nube de cenizas y polvo radiactivo y poder así alertar a la población para que se pusiesen a cubierto. Algo bastante complejo, sobre todo teniendo en cuenta que eran voluntarios que se formaban para "un trabajo que esperaban nunca tener que realizar", en sus ratos libres, X días por semana. Siempre tuvieron una enorme responsabilidad. Desde luego, el de la defensa civil, es un tema que me fascina. Porque, tal y como rezaba su logo, Forewarned is forearmed= estar prevenidos es estar prearmados.

    Y después de esta no tan breve introducción, vamos con la visita:

    Obviamente, por fuera es muy poquita cosa y no llama para nada la atención. Era secreto, así que ésa era precisamente la idea. Es una simple nave de hormigón sin ventanas.




      Claro que por dentro es enorme y, aunque los militares lo vaciaron cuando lo dejaron, ha sido totalmente reequipado de nuevo con instrumental de la época para darle el aspecto que debía de tener cuando estaba en uso. Que, aparte de todo lo que hay para ver, también hay muchísima información sobre la "guerra que no fue". Estando allí dentro y viendo todos los sistemas de comunicación y de radar, viendo el instrumental para predecir el tiempo atmosférico y demás, realmente sientes la psicosis y el miedo con el que los militares, los servicios de inteligencia y la gente del gobierno vivían y ves lo cerquita que se estuvo de que todo saltara por los aires. 


     Como no me apetece escribir y creo que las fotos transmiten más que lo que yo os pueda contar, ahí va el tour fotográfico que os he preparado:


Plotting table, para posicionar sobre el mapa los aviones enemigos (o aliados) o la dirección en la que se iba a desplazar una potencial nube radioactiva.


La misma sala, con algo más de luz.

Hack Green era también una estación de radar.

Yo esto sólo lo había visto en el cine.

Traje de radar ruso. Un aparato de radar produce dañinas ondas de radio de alta frecuencia que matarían a cualquier ingeniero que trabajase cerca. Lo "freirían", exactamente igual que si trabajase dentro de un horno microondas. Este traje, entretejido con finos hilos de cobre y conectado a una toma de tierra, proporcionaría al operario algo de protección al trabajar con un equipo de radar "vivo" o en funcionamiento.




Sala de cifrado de mensajes. 

En esta sala originalmente estaría el "Secretariado del Comisionado" y estos equipos se usarían para alertar a las autoridades militares y civiles, así como al público en general, de un ataque nuclear. La advertencia de un ataque se lanzaría a través de una red de emisión a unos 5000 receptores y activaría también 7000 sirenas públicas.



         Supongo que os habréis fijado en el cartel que pone BIKINI ALERT. Era un indicador por colores del estado de alerta que solía usar el Ministerio de Defensa británico para advertir sobre amenazas no específicas. Podéis encontrar más información aquí.


Desde aquí operaba el servicio de emisión en tiempos de guerra. La emisiones habrían incluido anuncios de emergencia y órdenes del Comisionado.

Aquí trabajaban Oficiales de la Oficina Central de Información, proporcionando boletines de información para que se transmitiesen desde el estudio de la BBC. También llevaban cualquier requerimiento de prensa o publicidad antes de que estallase la guerra.
 
       Los tiempos verbales de los cartelitos me confunden... Emplean el pasado simple, como si realmente el estudio se hubiese utilizado. Me pregunto cuándo. ¿Durante la Segunda Guerra Mundial?  Los aparatos son demasiado modernos como para ser de ésa época. Quizá si se utilizó en la WWII, pero luego lo renovaron y actualizaron para tenerlo listo por si había que volver a usarlo. (?)


Si el Comisionado necesitase hablar con los supervivientes directamente, transmitiría desde aquí, como también se emitirían desde aquí otros programas en tiempos de guerra. Sólo se habría utilizado la radio, ya que las televisiones no funcionarían tras un ataque nuclear.



La información de la United Kingdom Warning & Monitoring Organisation sobre la localización de la nube radioactiva y del tamaño de las bombas nucleares, pasaba directamente a las teleprinters y, con esos datos, los científicos podían luego aconsejar sobre el movimiento de refugiados e informar a la población sobre cuándo era seguro abandonar sus casas y refugios.


 
         Como os digo, el bunker es enorme y hay muchísimo que ver. Se expone  diverso instrumental militar de la época: de comunicaciones, armamento, equipación... Salas y salas de cosas. Y tanto de los ejércitos "amigos" como del soviético. No os pongo más fotos, porque el post quedaría demasiado largo y sobre todo porque considero que lo más interesante es ver las cosas en contexto que no en vitrinas. Pero tiene muchísimas más cosas que merecen la pena. De hecho yo me tiré aquí casi cuatro horas. 


Como tenía que funcionar las 24 horas, el bunker funcionaba con un sistema de "camas calientes"; cuando un turno se levantaba el siguiente se acostaba.

Tabla para medir la radioactividad en función de la potencia de la bomba y de la distancia física y temporal a la que uno se encontrase de la explosión.

El personal que necesitase salir del bunker tras una explosión radioactiva, tendría que usar estos trajes especiales para protegerse del fallout o polvo radioactivo. Cuando volviesen a entrar se quitarían los trajes contaminados, los dejarían en una caja de cemento, se ducharían para eliminar cualquier posible resto de polvo y luego se les pasaría un lector o medidor de radioactividad.

        Obviamente, tras un ataque nuclear y sin poder salir de aquí, se necesitaba un servicio médico para atender a la gente. No era gran cosa, pero tenían un pequeño consultorio de batalla. 


Parece que se gastaron todo el dinero en sistemas de comunicación de la época y luego tuvieron que pillar los maniquíes más cutres. En cualquier otro museo de poca monta tienen estatuas de cera totalmente realistas. Pero bueno, por ponerle alguna pega.


      Aunque de haberse producido el temido ataque nuclear masivo que pensaban podría darse, no sé yo hasta qué punto habría valido la pena "sobrevivir", si lo que habría quedado del país hubiese sido un páramo desolado y radioactivo. En caso de psicosis ante un inminente ataque nuclear, yo creo que iría a acampar justo a las puertas del objetivo más importante, para asegurarme de que palmaba la primera. En fin...

    Si no sois fácilmente impresionables os recomiendo muy mucho que veáis la película británica "Threads", de 1984. Va narrando al minuto el holocausto nuclear que sigue a un ataque nuclear sobre la ciudad industrial de Sheffield, en Inglaterra y su impacto a largo plazo sobre la civilización. Está grabada a modo de documental, así que es lo más realista posible y por eso ha aguantado perfectamente el paso del tiempo. Echadle un vistazo e intentad verla teniendo en mente el pánico real que la gente de este país tenía en los '80 a que algo así realmente sucediese. Aterradora. Pero hace reflexionar mucho. Especialmente después de visitar un bunker antinuclear e irte a casa acongojada mientras en las noticias no paran de hablar de Trump y del otro loco coreano.

    Y más poética, por así decir, otra película británica de animación para adultos: "When the Wind Blows". Menos dura que la primera, pero dura también, aunque realizada con un gusto y una sensibilidad exquisitos. Va sobre una pareja de ancianos que sobreviven una explosión nuclear a una cuantas millas de su casa. Espero que no seáis de lágrima fácil. Ambas películas se pueden encontrar online, buscando un poco. Si alguien habéis visto alguna de las dos, please, dejad un comentario.

     Me pregunto qué de instalaciones secretas habrá hoy en día... Porque si han desclasificado todo esto, será porque se ha quedado obsoleto y tienen algo mejor, digo yo. Me encantan los museos, pero los museos en los que "se aprende algo" y te hacen reflexionar, no los de ir simplemente a admirar obras de arte y salir como has entrado. Éste vale mucho la pena y la entrada son nueve libras veinticinco, así que ya sabéis!

sábado, 2 de septiembre de 2017

Bizcocho de piña y limón

     No es porque la receta sea de mi madre, pero realmente este bizcocho es, con mucha diferencia, el más rico que he probado, tanto de los comprados como hechos en casa. El limón y la piña casan muy bien juntos y le dan muchísimo sabor. Tiene un sabor muy intenso pero a la vez muy fresco.

INGREDIENTES:

- 5 huevos

- 2 yogures de limón / 2 "lemon fools" (de tamaño normal de los de toda la vida, que ahora los hay hasta de a kilo. O_o ¡Madre de Dios! ¿Pero quién se zampa eso?)

- 4 vasos de los de yogurt de harina. 
- 3 vasos y medio los de yogurt de azúcar.
- 1 sobre de levadura Royal
- 2 limones (el zumo y las rayaduras)
- 4 rodajas de piña en almíbar (si son grandes, sino 5 y media)
- Un chorro de almíbar.
- Un chorrito pequeño de aceite de oliva.
- Un poco de margarina (NO mantequilla) para untar el molde.

     Se precalienta el horno a 180ºC y se unta bien el molde con margarina. Se echa todo en un bol grande, se le da una buena pasada de batidora hasta que quede líquido, sin grumos ni tropezones ¡y al horno durante 45-50 minutos!

    En el súper, intentad elegir los limones que tengan un olor más intenso, da igual que sean grandes o pequeños. Si son grandes pero no saben/huelen a nada, ¿de qué nos sirven?. Si tenéis la suerte de tener limones "de casa" puede ser suficiente con uno. Y si podéis elegir entre yogur o lemon fool, el segundo le da más sabor, aunque con yogurt también queda bien.

     
    Y ahora vienen las confesiones y lo de pedir consejo a los posibles pasteleros que sepáis más que yo: la penúltima vez que la hice, a los diez minutos de sacarla del horno se me bajó completamente. De sabor hubiese estado cojonuda, pero de textura... Pfffff. ¡Más que tarta, aquello parecía queso! Tuve que tirarla. Lo único que hice diferente aquél día y que pienso que es donde pudo haber estado el fallo es que le di dos pasadas de batidora. Primero batí los huevos, los yogures, la harina, el azúcar y la levadura y luego le volví a dar otra pasada cuando añadí la piña y las rayaduras de limón. ¿Puede ser que al ir a batirla por segunda vez, la levadura ya estuviese actuando y al batirla hubiese roto las burbujas y dejado a la masa sin aire? Las otras veces que lo batí todo junto nunca tuve problema, aunque mi madre dice que incluso batiéndolo todo junto alguna vez también se le bajó. ¿Alguna idea de por qué puede ser? Yo de pastelería no tengo ni idea.

     Y nada más, espero que alguno os animéis a probarla y luego me contáis qué os ha parecido.

domingo, 27 de agosto de 2017

No pidas lo que no estás dispuesto a dar.

     Cuando estaba en paro muerta del asco, aparte de buscar trabajo también le dedicaba bastante tiempo a leer sobre coaching, sobre cómo desenvolverse en entrevistas de trabajo y sobre las cualidades que la gente de recursos humanos buscan en los candidatos. ¡Qué profesional y qué bien sonaba todo pero qué pocos resultados daba! ¿Cómo podía ser que algo tan bien explicado y tan serio no estuviese funcionando? Lo único que conseguían esos consejos milagrosos era hacerme sentir cada vez más culpable. 

     Ahora, desde la distancia y después de haber tenido tiempo para analizar las cosas y, sobre todo, después de tener más experiencia de la vida y de haber encontrado trabajo estable sin tanta parafernalia me cabrean mucho estos gurús del coaching y profesionales de recursos humanos. Con palabras bonitas, pero lo que intentan venderte es básicamente que todo lo que te está pasando es, en definitiva, culpa tuya. (Hace tiempo que tengo pendiente de leer Chavs, la demonización de la clase obrera, que ahonda precisamente en este concepto)

  • Esfuérzate y triunfarás. Traducción: si no estás consiguiendo lo que quieres es porque no te esfuerzas. ¡Como si una persona pudiese existir totalmente independiente del mundo y de las circunstancias que la rodean! No. Esfuérzate y tendrás más posibilidades de triunfar porque, obviamente, el que algo quiere algo le cuesta, pero el esfuerzo no siempre es automáticamente garantía de éxito.  Incluso el que una persona en un momento dado haya triunfado, no quiere decir que no pueda volver a estar abajo. Porque las circunstancias y la vida cambian.
  • Tienes que ser el Número Uno en lo que hagas. Hombre, si eres el Puto Amo de tu profesión, es verdad que trabajo no te va a faltar. Pero este enunciado tiene un grave problema de base: Número Uno, precisamente, sólo hay UNO y todos los demás también tenemos el vicio de comer todos los días y de querer dormir a cubierto. Intentar siempre aprender cosas para ser más empleables, para mantenernos al día y no quedarnos atrás, pero sin obsesionarse con ser mejores que nadie. Cada uno ha de superarse a sí mismo, porque no todos tenemos las mismas habilidades de partida. Y esto: el presuponer que todos somos iguales es el gran problema de esta filosofía. Cada uno partimos de un punto y con unas herramientas muy particulares.
    Estas ideas, a base de repetirlas tanto tanto, han calado mucho en la sociedad y nos las han expuesto tan bien que pocos nos paramos a analizarlas y ver de verdad lo que, sin decir, dicen. Libran de toda culpa a la situación económica, a las políticas laborales, a las políticas de empresa y a la falta de ética de muchos lugares de trabajo para colocarla única y exclusivamente sobre los hombros del trabajador (o del parado). La sociedad ha interiorizado tanto estas ideas que incluso quienes sufren o han sufrido las consecuencias, víctimas de una especie de síndrome de Estocolmo, las defienden.

   De un trabajador se exige profesionalidad, compromiso, lealtad con la empresa... Son todas cosas lógicas y razonables, ¿no? ¿Entonces por qué lo que es lógico y razonable para unos no lo es para otros? ¿Por qué no se exige en la misma medida que la empresa nos trate con profesionalidad y respeto? ¿Por qué se disculpa la falta de compromiso y lealtad de la empresa por sus trabajadores? Vale que, tal y como están las cosas, no podemos hacer mucho por cambiar la situación, pero no disculpemos estas cosas. 

    Si en algunos sitios se trata así a los empleados, ya ni hablemos de una persona que busca trabajo. A un candidato se le pide de todo y, sin embargo, los "profesionales" de recursos humanos piensan que no se le debe nada; ni siquiera un mínimo de respeto por el tiempo y dinero que ha empleado en ir hasta allí a hacer la entrevista. Simplemente porque una persona esté desempleada no significa que su tiempo no sea valioso. De mi última historia para no dormir antes de volverme a Reino Unido (aquel engaño de curro por el que habían pasado otros cuatro más antes que yo en menos de un año y del que me echaron al mes y medio. ¡Ni siquiera mes y medio! Os lo conté aquí) tengo varios ejemplos de total sinvergonzonería y de falta de ética, de respeto y de todo por parte de algunas empresas:

   Lo primero, que ya me debería haber hecho saltar las alarmas, pero por entonces era un poco panoli, fue que estando ya de camino a la entrevista me hicieron darme la vuelta, porque ese día no les venía bien hacerla, porque tenían mucho lío en el matadero. Eso que sabían que vivía a 170 kilómetros. Les dio igual. Tenían candidatos de sobra a los que putear. ¿Qué creéis que pasaría un candidato que les hiciese ese desplante a ellos? En fin... ¡Y casi me lo hacen una segunda vez! Me llamó la tía para preguntarme si me importaría volver otro día si no era mucha molestia y que tal y que cual. "Estoy a diez minutos de ahí. Me espero a que la línea termine y me doy una vuelta por el pueblo para hacer tiempo si hace falta" ¡Coño! ¿Por qué no pones una hora que te vaya bien en vez de decidir sobre la marcha? Muy poca formalidad y consideración con la persona a la que has llamado. 

    Se espera que el candidato pueda aportar referencias y, de hecho ya se encargaron de conseguir las mías. Sin embargo, ellos anuncian el puesto como "importante empresa agroalimentaria líder de su sector", blablabla..., sin decir el nombre. De modo que no puedas hacer lo mismo tú con ellos. ¡Y en este caso sí hubiese estado bien saber de antemano que aquello era una chanchullada! Si quieres transparencia debes estar dispuesto a ser transparente. Eso se llama coherencia. Eso de "importante empresa líder de su sector" estoy harta de verlo en ofertas de todo tipo. ¿Qué harían ellos con mi currículo si les pusiese, por ejemplo, "trabajadora resolutiva y apasionada de su trabajo" sin especificar cuál es ese trabajo; recolectora de fresas, cirujana cardiovascular, mariscadora...? Sería bastante estúpido, ¿no creéis? ¿Por qué sería estúpido que lo hiciésemos unos pero no lo es que lo hagan los otros?

   Te preguntan detalles que no vienen a cuento y de forma bastante prepotente y maleducada: 

-¿Tienes pareja? ¿A qué se dedica? 

 ¿¿¿Y a ti qué coño te importa???  

- ¿Por qué dejaste tu anterior trabajo?
- Porque cerró la empresa.
- ¿Por qué?
- Porque no daba beneficios.
- ¿Por qué? ¿No se podría haber hecho algo para que fuese rentable?

¿¿Y a ti qué más te da, o es que acaso piensas comprarla??

Recuerdo esta sucesión de preguntas porquéporquéporqué como si fuera hoy, no me lo podía creer, en serio. Me parecía estar razonando con un crío de dos años. ¿Vamos a seguir con la entrevista o qué? ¡Que yo sólo era una simple empleada, no es que formase parte del consejo de administración ni nada por el estilo! Pfffff...

     A la hora de echarme, lo hicieron en el día. "Hoy es tu último día" y sin darme una razón válida y creíble. Acepto que me eches si tienes un motivo, pero quiero saber por qué. Y no me mientas diciéndome que no me necesitas porque de repente no hay trabajo cuando hace unos días que publicaste la oferta para este mismo puesto del que me estás echando, cuando tienes una rotación de personal que no es ni medio normal. ¡Vaya impotencia y frustración que una empresa pueda tratarte así: como a una ficha, un número, como si no fueras NADA y no puedas hacer nada al respecto! Para la mayoría de las empresas eres nada cuando postulas a un puesto de trabajo, vale, lo entiendo; no hay una relación de ningún tipo todavía. Pero que seas menos que nada una vez dentro, cuando ellos pretenden que vivas por y para ese trabajo... 

    Y las formas de tratarte en una entrevista. Para el tío/tía de recursos humanos eres de lo peor mientras no se demuestre lo contrario. Un claro ejemplo es el de la chica que se empeñaba en conocer todos los detalles de por qué la última empresa en la que trabajé había cerrado, ¡poco menos parecía asumir que había sido culpa mía! Cágate, lorito. 

- ¿Y de los dos trabajos anteriores?
- Eran trabajos temporales, sustituiciones. 
- ¿No te ofrecieron la posibilidad de quedarte?

 O_o  Esta tía es tonta. ¿Qué parte de sus-ti-tu-ción no entiende? Cuando la persona a la que sustituyes se reincorpora, tú te vas. Simple como el mecanismo de un Chupa-Chups. 

- Si te fijas, verás que las sustituciones fueron para la misma empresa, así que en cuanto volvieron a tener vacantes volvieron a llamarme. 

    Afortunadamente, la clínica y el haber dejado sin dar preaviso aquel trabajo ya quedan lo suficientemente lejos en el el tiempo para que no me pregunten por eso. Además ahora me dedico a otra rama completamente distinta de la veterinaria. Pero antes sí me preguntaban. Y sí, también se asume que alguien que deja un trabajo de esa manera no es responsable ni profesional. Nadie se para a preguntarse por qué una persona deja un trabajo en plena crisis sin tener otra cosa, ni se plantea qué le habrá llevado a tomar esa decisión, por lo que habrá tenido que pasar para estar tan hasta el moño de una empresa y/o del ambiente de trabajo de la misma. Siempre se cuestiona al trabajador. Es lo fácil.

   ¿Por qué escribo este post? Porque entre FargoPaquito y  QWERTY con sus comentarios, me han inspirado. Porque ya está bien de que nos hagan sentir culpables de todo lo que nos pasa. Porque más gente debería contar sus "fracasos", son parte de la vida y todos tenemos alguno. Quien diga que no, miente; no nos dejemos engañar. Lo de fracaso, lo pongo entrecomillado adrede, porque aunque somos quienes los sufrimos, no siempre somos quienes los causamos. Un fracaso que no hemos causado no es un fracaso, es la vida, que a veces tiene esas cosas. Y los que sí han sido cosa nuestra, de esos sólo queda aprender para no repetirlos.

¡Buenas noches!

martes, 22 de agosto de 2017

Ojalá un día te encuentres con alguien como tú.

      Ése fue el pensamiento que, a modo de despedida, le dediqué a un antiguo "compañero" de trabajo en España. Es que el tío era tan malo, tan malo, tan malo, tan mal bicho y tan mala persona que realmente eso era lo peor que le podía desear. Era el típico entrometido y metomentodo que se consideraba absolutamente imprescindible y que quería gobernar más que el propio jefe. De los que se marcan como meta personal el ir vigilando y jodiendo a los demás compañeros, incluso tendiendo trampas de todo tipo para que la cagases, en vez de centrarse en hacer su puñetero trabajo. 

   El ambiente en un momento era tan malo que, en cuestión de dos o tres meses, nos quedamos la mitad de la plantilla. Ahí fue cuando el tío aprovechó para apretar al jefe para que lo hiciese socio. Sin embargo, poco le duró la alegría: en unos pocos meses acabaron como el rosario de la Aurora y la sociedad saltó por los aires.  El tío era como un puñetero cáncer; medraba a base de joderlo todo, de ir infectando todo lo que tenía alrededor. Lo que ocurre es que, como muchos tumores, es capaz de obrar en relativo silencio durante bastante tiempo y cuando empiezan a notarse los síntomas, ya es tarde.

    Eso fue lo que le pasó a mi antiguo jefe. Sin embargo, en la empresa de la que acaban de echarle lo descubrieron a tiempo. Ha estado allí alrededor de siete años, tiempo durante el cual se ha dedicado a excavar e ir rellenando la letrina en la que, al final, se ha hundido. Por lo que me cuentan familiares, vecinos y alguno de los ganaderos con los que mantengo el contacto, él y el antiguo presidente eran el fiel retrato de Lengua de Serpiente y el rey de Rohan (frikada al canto). Resultado: un completo descontrol, dinero que, al parecer, ya no estaba en la cuenta principal y la empresa cuesta abajo y sin frenos. Los trabajadores que estaban de antes y aún no habían sido despedidos ni habían sucumbido al mobbing convocaron a los socios a una reunión para explicar lo que estaba sucediendo, se llevaron a cabo algunas investigaciones... Salieron a la luz cosas bastante preocupantes, se montó un buen escándalo tanto dentro como fuera de la empresa y se decidió por votación erradicar el mal de raíz: A LA PUTA CALLE.

    En resumen: que mi querido ex-compañero no se ha encontrado todavía con nadie tan hijoputa como él (porque es harto difícil ser así), pero no ha sido necesario. Él solito y nadie más que él, con sus intrigas, sus ansias de poder y su avaricia, ha provocado lo que acaba de pasarle. Su propio veneneo ha terminado con él.  Ser mala persona de joder al compañero, al fin y al cabo puede hacerlo cualquiera y casi todos conocemos a unos cuantos, pero ser tan pero que tan malo, como para que tu propia maldad y nada más que tu maldad te destruya... Eso ya es enteramente otro nivel. ¡Felicidades, te lo has ganado!

jueves, 17 de agosto de 2017

Leer al otro

     Con lo de saber leer al otro me refiero a ser capaz de interpretar su lenguaje corporal y su comportamiento cuando estás hablando para saber si le interesa lo que le estás contando y cómo se lo estás contando, si está a gusto contigo y con la situación o si, por el contrario, le estás incordiando. Y es que me doy cuenta de que esto que es algo totalmente instintivo para el 90% de la gente, para otros casi, casi pertenece al campo de las ciencias ocultas. Aquí hay perfiles de todo tipo:
  • El que no sabe hablar sin irse por las ramas y, a pesar de estar todo el rato intentado que se centre y te cuente la historia, haciéndole preguntas concretas sobre lo que quieres saber o lo que pasa a continuación, sigue a su puñetera bola hablando y desplayándose sin decirte absolutamente nada. ¡Coño! Si ves que estoy asintiendo impacientemente con la cabeza y te estoy preguntando todo el rato ¿Y qué más? ¿Y qué ha pasado al final? ¿Y luego qué? ¿Y qué? ve al grano y cuéntame lo que sea que quieras contarme. ¿Que tienes algo que contar? Suéltalo. ¿Que no tienes nada que contar? Pues no des la vara. Piensa en un periódico: ¿qué es lo que te hace interesarte por una noticia? El titular, ¿no? Y luego, si te ha llamado la atención, leerás el subtítulo que te viene debajo y suele ser un resumen muy básico y ya, por último, si el titular y el subtítulo te han interesado, pasas a leerte con calma lo que es el cuerpo de la noticia con todos los datos y detalles.
  Pues la comunicación oral funciona exactamente así también. Primero cuentas exactamente lo que ha pasado y ya, si eso, si ves que te pregunto o muestro interés, pasas a desplayarte en todos los detalles más o menos banales del cuándo, cómo, dónde, quién y qué ropa llevabas puesta o cómo brillaba el sol en ese momento. Pero una vez tengas mi atención y no antes, porque si lo haces al revés y empiezas a hablar y a irte por las ramas sin contar realmente nada, cuando llegues a la parte interesante hará media hora que habré desconectado y por lo tanto estarás hablando solo. No me aburras, haz el favor. Observa a tu interlocutor mientras le hablas; ¿le interesa lo que le estás contando? ¿Lo notas impaciente? ¿Participa en la conversación? ¿Responde con monosílabos? ¿Lo ves relajado?
  • Los rallantes monotemáticos. Que el problema no es que sean monotema, que no es de lo que hablamos aquí, sino que no filtran; rallan a todo aquél que se les ponga por delante, les interese su conversación o no. Éstos siempre intentan llevar y reconducir la charla hacia su tema. Los demás van hablando de lo que surja y saltando de una cosa a otra, pero el elemento en cuestión secuestra constantemente la conversación. Hasta que los demás se callan y pasan de participar.
    Vamos a ver... ¿de verdad no ves que el único que está hablando de ese tema eres tú? ¿No te das cuenta de que nadie te da cuerda? ¿En serio no ves que no  les interesa y que están intentando hablar de otra cosa? ¿No notas a la gente aburrida e impaciente?
  • Los monologuistas que no dejan meter baza. Éstos se emocionan tanto contándote sus batallitas que apenas paran ni para coger aire, mucho menos para observar o escuchar al interlocutor. Están tan ansiosos por contar su historia que no se enteran de nada de lo que pasa a su alrededor, así un rayo fulmine en el sitio a quien tienen delante. Hablan tan deprisa y queriendo decir tantas cosas al mismo tiempo que resulta muy difícil seguirles el hilo. Con ellos la conversación el monólogo es tal que así:
- Blablabla ...¡Y me la encontré cuando venía...! blablablabla
- ¿Te encontraste a quién cuando venía de dónde?
- Blablablabla...

Ni te ha oído. 

- ¿Que a quién dices que te encontraste?
- ¡A ella! Blablablablabla...
- Pero "ella",  ¿quién es?
-Blablablabla...

Ni puto caso. Vale. Rállate.

  • Los que no saben lo que es el espacio personal. Éstos abundan menos, pero son lo puñetero peor. Tenía una compañera de clase en la facultad que te hablaba a un palmo de la cara. Casi parecía que estaba a punto de darte un morreo y cuanto más te apartabas, más se acercaba. ¡No me avasalles, tía, déjame respirar! Háblame a un metro que yo te oigo igual. Pues no. Tenía que echársete encima. ¡Y además le cantaba el aliento! Delante de clase había unas escaleras con una barandilla. Pues imaginaos lo avasallante que era la tía, que estaba hablando con alguien y veías cómo la otra persona tenía el culo pegado a la barandilla y la espalda inclinada hacia atrás, que ya no podía apartarse más. Pffffff. Más de una vez tuve que apartarla con la mano y decirle "Háblame desde ahí si quieres hablarme". Que total, da igual lo que me estés contando, si yo sólo estoy concentrada en lo incómoda que estoy y pensando cómo salir de ahí sin darte un corte y parecer muy borde, así que ni te oigo. 
    Me parecía increíble que la tía no viera que estaba molestando a la gente. Joder, si te empujan con la mano y te dicen claramente que les hables a una distancia, ¿¿por qué a los cinco minutos vuelves a hacer lo mismo?? Aléjate. ¿No ves que estás molestando? ¿Por qué eres así de plasta? Que no era mala niña para nada, pero hablando era un verdadero dolor. Yo intentaba evitarla. 

      Hay más tipos, pero digamos que éstos son los "normales". A los demás se les nota claramente que tienen ansiedad, algún tipo de fobia, Asperger o algo por el estilo, así que tienen justificación. Pero los que son simple y llanamente plastas y brasas... Pffff. A mí me desquician bastante. 

      ¿Se os ocurre algún otro perfil que añadir a la lista? O lo que es peor: ¿os veis reflejados en alguno?

sábado, 12 de agosto de 2017

Vivir en el guetto.

      Atención a la conversación que tuve el otro día con un polaco que trabaja en mi planta y cuyo inglés, aunque ha mejorado, aún es bastante malo y le falta mucho vocabulario muy básico.

- Podrías apuntarte a las clases de inglés del college ahora en septiembre, que son gratis y las hay a distintas horas para que todo el mundo pueda ir.

- ¿Por qué?

- Mmmm... ¿Para mejorar tu inglés y poder comunicarte con cualquiera?

Ojito a lo que viene:

- Yo no necesito hablar inglés.

     Os prometo que la respuesta me dejó K.O. Un tío que lleva aquí cuatro años y no tiene planes a corto o medio plazo de marcharse y aún así no se le pasa por la cabeza aprender un mínimo para poder hablar con fluidez. Está con el sueldo mínimo y no se plantea aprender a comunicarse mejor para conseguir un mejor trabajo. ¡O aunque no sea por el trabajo! Para sentirse integrado en el país, para entender la radio, la tele, la gente que habla por la calle... No sé... Romper la burbuja idiomática que lo aísla del resto de la gente.

  Sinceramente creo que el que haya tantísimos polacos y formen sus comunidades paralelas les perjudica más que les ayuda. Porque, por comodidad, no aprenden a hablar ni se integran. Y si ellos mismos no hacen nada por integrarse, evidentemente tampoco lo van a hacer los demás. Muchos luego te vienen con la cantinela de que los ingleses les tratan mal y que son así y asá. ¿Si sabes que son super clasistas, por qué no intentas ir mejorando para que no te puteen ni te miren por encima del hombro? Aprende a hablar y ve avanzando.

    Bueno, pues hace dos o tres días me viene a decir que otro compañero suyo del trabajo le convenció para matricularse los dos. El otro es un tío mayor que lleva aquí siete u ocho años y sólo sabe decir buenos días y adiós. Lo de no hablar nada a pesar de llevar aquí años y años es algo de lo más normal para ellos.

- ¡Vaya! ¿Y cómo le ha dado a Fulanito por apuntarse ahora?

- Porque quiere quedarse aquí con la familia y alguien tiene que hablar algo.

- ¿Tiene hijos pequeños?

- No. Ya tienen veintipico.

- ¿Y con esa edad tampoco hablan nada?

- No lo necesitan.

    Diossssss... ¿¿Pero cómo no vas a necesitar el idioma del país en el que vives?? Si aún me hubiese dicho que están de paso; que han venido simplemente a hacer un dinero y que cuando lo tengan se van... A las malas, malas, lo podría entender. Pero alguien que planea quedarse aquí para siempre y pretenda vivir aislado voluntariamente... ¿De verdad piensan estar toda la vida ganando el sueldo mínimo por hora? ¿Se plantean lo irresponsable que es ponerse a tener hijos aquí sin hablar el idioma? Imagínate que el bebé se le pone malo y tiene que llevarlo a urgencias... Necesitará explicarle al médico cuáles son los síntomas exactos y contarle con el máximo detalle cuál es el problema y entender muy bien lo que le conteste para darle correctamente la medicación cuando se lo lleve a casa. Yo qué sé... Miles y miles de cosas. Firmar un contrato entendiendo lo que estás firmando y no tener que confiar en que no te estén engañando. Entender cartas de distintos organismos oficiales que te mandan. NO DEPENDER TODA LA VIDA DE ALGUIEN.

   Cuando le puse el ejemplo de tener que ir al médico me contestó que siempre van varios para enterarse. Madre mía...

     En los polacos tienes los dos extremos: gente sin estudios o con estudios medios que no se integrarán nunca (sólo ven la tele polaca, compran en tiendas polacas y se relacionan casi exclusivamente con polacos porque al resto de la gente no la entienden) y universitarios muy bien formados, muy despiertos y que van a por todas. Justamente los que más tendrían que aprender son los que menos interés tienen por hacerlo.

   Con esta actitud que tienen, entiendo perfectamente la posición de los británicos, que les moleste que no se integren a pesar de los medios que tienen a su alcance y prefieran vivir en sus guettos o sociedad paralela. Me parece una total falta de respeto hacia el país que les acoge y de consideración con el resto de compatriotas que tienen que sufrir los estereotipos.

martes, 8 de agosto de 2017

Seguros en Reino Unido con coches y carnets europeos.

      Pues justo acabo de renovar mi seguro y, como cada año, aluciné con las diferencias de precios entre unas compañías y otras por las mismas coberturas. Si normalmente lo de andar comparando aquí y allí ya es una merienda de negros, si encima tienes carnet y coche europeos, ya es la repanocha. Pero, a pesar de que sea un coñazo el andar llamando a un sitio y a otro, es algo que hay que hacer SIEMPRE y no quedarse con lo que os digan los comparadores o con el precio que os sale haciéndolo online. ¿Por qué? Pues porque online lo hace un programita cuadriculado que no razona, mientras que por teléfono jugáis con las ganas que el comercial tenga de vender, que suelen ser bastantes. Lo desarrollo con ejemplos que he experimentado personalmente:

     Primero: cuando llegas con tu coche "europeo" (useasé: con volante a la izquierda) y matrícula de tu país de origen y empiezas a buscar por internet, simplemente las páginas no te dejan meter una matrícula extranjera. Ni un número de bastidor, en su defecto. ¿Qué vas a hacer, andar sin seguro? Pues no, llamas a éstos y a aquéllos, te frustras, les echas todo tipo de maldiciones gitanas y, finalmente, darás con alguno que te asegure temporalmente con la matrícula europea. A mí me sonó la flauta con AVIVA. Hay más que lo hacen, seguramente, pero fueron los primeros que me lo hicieron y, como me ofrecían un precio razonable, con ellos me quedé. Contratéis el seguro que contratéis, avisadles cuando tengáis las placas británicas para que cambien el dato en la póliza. Que era lo que faltaba, tener un accidente y no tener cobertura por no haber actualizado la información.

     Segundo: al venir de otro país, vuestro modelo exacto de coche puede que se venda aquí o puede que no, por lo que algunos modelos no aparecen en los listados de las aseguradoras. Una cosa es que sean iguales por fuera, que tengan la misma potencia y tal y otra las prestaciones o extras que trae cada pack (aire acondicionado más inmovilizador, climatizador más navegador, llantas de aluminio más lamadrequeloparió, etc...) y que cambian bastante el precio del coche. El modelo exacto lo podéis ver en el permiso de circulación del coche; la tarjeta de la ITV, para entendernos. ¿Qué pasa si vuestro modelo no aparece en ningún listado? Pues en los comparadores online ponéis el más parecido, veis cuáles son los tres o cuatro mejores precios que os da y llamáis a esas aseguradoras explicándoles el caso. Dependiendo de la compañía y del teleoperador/comercial, pueden pasar dos cosas: 
  1. Que cortocicuiten y te digan que no pueden asegurarte, después de intentar clavarte un seguro para un coche que NO es el tuyo, pero se le parece.
  2. Que llamen a quien tengan que llamar por encima en la cadena de mando y les autorice a asegurar ese modelo, especificando claramente que sería similar al XYZ que tengan más parecido en la lista.
     Tercero: Después de conseguir que alguien se digne a aseguraros, deberéis intentar que os tengan en cuenta lo buenos conductores que sois. ¿Cómo? Con un Certificado de Siniestralidad de vuestro país si acabáis de llegar o con un No Claims Certificate si ya habéis estado asegurados aquí antes. Pedidlos SIEMPRE, que si os saltáis uno en medio, la cuenta empieza de cero y ya os joden la bonificación. Cada vez que os vayáis de una compañía acordaos de pedírselo, que aquí los seguros para novatos no son precisamente baratos. Y si no podéis demostrar un historial os considerarán como tales.

     Cuarto: Supuestamente cuando cambias el carnet de conducir español por el británico, el seguro te baja. Supuestamente, porque volvemos a lo mismo: las páginas web no dan todas las opciones ni tienen en cuenta todos los supuestos. Por ejemplo, yo tengo permiso de conducir desde el año 2000 y acabo de cambiar el carnet español por el británico. Bien, pues en vez de tenerme en cuenta una experiencia de 17 años, las páginas se quedaban simplemente con el dato de que tengo carnet británico desde hace menos de un año y los precios que me daban eran de novata. Así que vuelta la burra al trigo; llama aquí y allí y explícales que aunque el carnet parezca nuevo, en realidad es un cambio por uno europeo que tenías desde hace la tira de años, no es que lo tengas nuevo porque acabas de aprobar el examen. Vuelven a darse los dos escenarios que os comentaba antes:
  1. Comercial despierto: llama a sus superiores, les explica el caso, contrastan con tus antiguas pólizas si las tienes y consigues que te aseguren con el carnet británico teniendo en cuenta tu experiencia como conductor, no la antigüedad del carnet que tienes actualmente.
  2. Comercial con ganas de irse a casa: la página no le da más opciones, tampoco llama a sus superiores para pedir consejo y, simplemente, cortocircuita. Cambio y corto.
     Cuando llaméis a las aseguradoras explicadles siempre que no lo estáis haciendo vosotros mismos online porque la página no os daba todas las opciones. ¿Por qué? Porque las aseguradoras, como tantísimos otros negocios, están intentado eliminar puestos de trabajo, así que algunas hacen bastante descuento si tú te lo haces todo online. 

     Quinto: multas y puntos. Si os han quitado puntos tenéis que notificárselo al seguro. Pero si es la primera vez en tres años que tenéis una incidencia que implique puntos de carnet y os dan la opción de poner la cuenta a cero haciendo un curso de tráfico, entonces ya no se notifica al seguro, con lo que no os penaliza en el precio. Confirmado por la propia policía, que les he llamado para asegurarme, no vaya a ser. 

      Sexto: comparad cada año. No os quedéis con lo que os diga la compañía del año anterior simplemente por comodidad. De un año para otro el precio que te ofrece puede cambiar mucho sin un motivo aparente, así que el que su precio haya sido el más económico el año anterior no quiere decir que lo vaya a ser el siguiente. Comparad.

    Y, para terminar, otro consejo: cuidado con los radares, que aquí caen puntos como moscas. Y por infracciones pequeñas, no os vayáis a pensar. Además sólo podéis hacer un curso cada tres años, así que ojo. Mañana tengo yo el mío, así que ya os contaré qué tal.